Honduras rechaza las medidas antiinmigrantes aprobadas por el Congreso de Texas, EE. UU.

0
424

Tegucigalpa.- El Gobierno de Honduras expresó este jueves su rechazo a las medidas antiinmigrantes que pretendan detener el flujo de personas, mediante su criminalización, tras la aprobación de al menos dos iniciativas por parte del Congreso del estado de Texas (EE.UU.), fronterizo con México.

«Rechazamos categóricamente las medidas contenidas en dicha Ley porque criminaliza la migración e induce al retorno forzado de los migrantes, lo cual pondría entredicho las normas internacionales, sin haber concertado con México un acuerdo de readmisión, competencia propia de las autoridades federales de Estados Unidos», indicó la Secretaría de Relaciones Exteriores (Cancillería) en un comunicado.

El Gobierno hondureño reconoce «el derecho de cada país de salvaguardar sus fronteras». Sin embargo, manifestó «la obligación de proteger a nuestros connacionales que residen en el exterior, con el fin de conservar sus derechos y garantías», añadió.

Honduras trabaja con Estados Unidos en el marco de la Declaración de los Ángeles que, entre otros acuerdos, aboga por una «migración segura, ordenada y regular, así como la cooperación entre las naciones para tratar el tema de la movilidad humana», señaló la Cancillería hondureña.

«El retorno de nuestros compatriotas debe regirse bajo el principio del debido proceso y en respeto irrestricto a los estándares internacionales de Derechos Humanos», subrayó.

La Cámara de Representantes de Texas, dominada por los republicanos, aprobó la semana pasada el proyecto de ley SB 4, que convierte en delito estatal menor el cruce indocumentado de la frontera y exige a la justicia ordenar el regreso de los extranjeros a suelo mexicano para no procesarlos en Estados Unidos.

Si el extranjero no cumple con la orden del juez o tiene antecedentes criminales el delito se convierte en grave y conlleva una pena máxima de 20 años de prisión.

Los legisladores también aprobaron el proyecto de ley SB 3, que asignaría 1.540 millones de dólares para construir barreras fronterizas y otorgaría fondos a las fuerzas policiales para cuidar la frontera y los asentamientos de inmigrantes.

El Gobierno hondureño hizo un llamado «respetuoso» al Estado de Texas para que «reconsidere las medidas que han sido aprobadas en detrimento de la población migrante». EFE