Honduras pierde 2-1 ante Gambia en su debut en el Mundial sub-20 «Argentina 2023»

0
1049

Tegucigalpa.- La selección Sub-20 de Gambia, con un doblete de Adama Bojang, uno de ellos un latigazo desde fuera del área, derrotó este lunes por 2-1 a la de Honduras, que se vio superada físicamente en la primera jornada del Grupo F del Mundial de Argentina.

Los subcampeones africanos dominaron un encuentro que por momentos fue soporífero y que solo recuperó el ritmo cuando los centroamericanos buscaron a la desesperada el empate.

Bojang, delantero del Steve Biko y en la agenda ya de algún grande europeo, fue de los pocos que se atrevió a mover la coctelera. Sus dos goles y el repertorio de detalles técnicos que dejó sobre el césped del Malvinas Argentinas de Mendoza así lo atestiguan.

El primero lo anotó en el minuto 1, aunque cuatro después Marco Aceituno dejó todo igual con una cabezazo cruzado. Y el de la victoria llegó en el 84, cazando un rechace del portero.

Honduras soñó con el 2-2 con otro cabezazo picado de Daniel Carter en los últimos instantes, pero el VAR lo anuló por fuera de juego.

Gambia suma así sus primeros tres puntos, los mismos que Corea del Sur, que hoy derrotó 1-2 a Francia.

El partido empezó con dos regalos en los primeros cinco minutos.

La corriente solidaria la iniciaron los centroamericanos con una indecisión en defensa que cayó en los pies de Bojang, que se sacó de la manga un disparo potente desde la divisa del área que se coló por la escuadra.

Era el peor inicio para los de Luis Alvarado y la continuidad de la pesadilla vivida en el último partido del Mundial de Polonia 2019, cuando Noruega les endosó un 12-0, con nueve goles de Erling Haaland.

Pero todo lo contrario, esta generación parece encajar mejor los golpes y casi en la secuencia subsanó el error con la colaboración de la zaga gambiana, que regaló la posesión perdiendo el balón en su área.

Honduras puso un centro al área y Aceituno remató de cabeza. Empate y celebración con Tomás Sorto al más puro estilo Dragon Ball Z.

Con el 1-1, el partido entró en una fase lenta, repleta de interrupciones.

El único que levantó al público fue Bojang, que se dio hasta el lujo de hacer una ruleta emulando a Zinedine Zidane.

Sus compañeros lo saben y en ocasiones abusaron de los balones laterales. Porque esa es otra, gran parte del potencial de Gambia está en su altura. Con cada córner Honduras se ponía a temblar.

Si bien los Catrachos pudieron ponerse por delante en un despeje fallido del portero Youkasseh Sanyang que casi transforma en gol Aceituno.

La tónica de la primera mitad se repitió en la segunda. Imprecisiones, ritmo bajo y sensación térmica gélida.

Pero los cambios hicieron mejorar a Gambia, que aumentó su caudal ofensivo. El cansancio empezó a sentirse en Honduras y Bojang remató la faena a menos de diez minutos para el final.

En la próxima jornada, Francia se medirá a Gambia y Honduras hará lo propio con Corea del Sur. EFE