Honduras no puede estar manchada de más sangre, señala el cardenal Rodríguez

0
494

Tegucigalpa.- El cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga llamó este domingo a los líderes políticos a reflexionar y hacer campañas de altura sin confrontación al tiempo que dijo que “un voto o una campaña política no valen una vida”.  

 “El Señor anuncia el proceso de liberación de la historia humana, después de la gran angustia en el que parecemos destruirnos unos a los otros, es triste ver como se hace una cumbre del clima y no se quiere tomar conciencia que ahí estamos actuando contra el creador del universo y se destruye la naturaleza como si no pasara nada”, inició diciendo.

Recordó que la palabra de Dios no es para infundir miedo, sino con en el lenguaje bíblico debe ser bien interpretado porque si no quienes no conocen la palabra vive infundiendo temor y angustia, las lecturas de hoy lo que buscan es que cada quien comprenda que la creación entera es una obra de Dios confiada a los seres humanos para cuidarla.

En su reflexión dijo que los falsos valores representan a falsos dioses y no deben ser aceptables (…) podrían simbolizar las fuerzas del mal y de la muerte, esos poderes opresores de los sistemas ideológicos y económicos que esclavizan a los seres humanos solo causan injusticias y sufrimiento.

El cardenal Rodríguez señaló que “esas estructuras caerán, al igual que ese mundo viejo dominado por la violencia e injusticia, marcado por la desigualdad y la pobreza, caerá este mundo falso porque vive de fachada, instalado en la mentira y carente de sentido, que además está lleno de manipulación, los astros del dinero y del mal, caerán por matar y destruir a los pobres”.

Insistió en que las crisis económicas, sociales y ecológicas, el permanente deterioro de la sociedad se ha encargado de revelar toda la falsedad que se encubría detrás de las apariencias, por eso no hay que dudar que esa cultura del pecado y muerte llegará a su fin, así como esos grandes capitales reunidos para matar y esa plaga del narco negocio.

“Ténganlo por seguro que toda esa soberbia humana y las idolatrías caerán”, externó el purpurado.  Instó a no perder la esperanza pese a que todo se haya derrumbado pues donde solo había alegría ahora solo es tristeza, es ahí donde tiene que aparecer el Señor para iluminar la oscuridad para disipar los miedos con la presencia de Jesucristo.

El líder de la Iglesia Católica se refirió al crimen contra el alcalde de San Juan de Flores Cantarranas “lo que ha sucedido es algo muy trágico y duro, fue asesinado Paquito Gaitán, un hombre bueno, que se dedicó a hacer el bien en su pueblo, asesinado vilmente por la espalda, esto no debe ocurrir más en nuestra Honduras”.

Consecuentemente añadió “cada vida es sagrada, el que destruye el templo del Señor, atenta directamente contra Dios, que es el Señor de la vida, nadie está autorizado para quitarle la vida a nadie, esta cultura de la muerte, tiene que desaparecer de nuestro país, precisamente si es por causas políticas es peor todavía”.

“Así no llegamos a ninguna parte en el desarrollo del país no repetir la cultura de Caín, que mata a su hermano, Honduras no puede estar manchada de más sangre, exhorto a todos los líderes políticos que insistan en el poder de la vida, una campaña política o un voto no vale una gota de sangre de nadie, hay que aprender a respetarnos”, añadió.

Indicó que se llega a esos escenarios cuando hay confrontación inducida, olvidando que todos somos hermanos hijos de un mismo Dios y él nos ama a todos por igual, aunque el otro piense distinto, no es un enemigo a quien hay que eliminar, oremos mucho, no puede ser que una etapa que debe ser en paz y democracia, sea manchada por la sangre inocente.

Finalizó diciendo “presento mis condolencias a toda la comunidad de Cantarranas, no es justo lo que ha hecho este señor, matar a una autoridad que estaba haciendo el bien. Falta poco tiempo para estas elecciones, que ninguna sea manchada por más sangre sino al contrario aprendamos a respetarnos la vida”.