Honduras es el país con más desplazamientos internos en Latinoamérica, señala la OIM

0
504

Tegucigalpa.- La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), presentó este miércoles un informe sobre las migraciones en el mundo, revelando que Honduras es el país con más desplazamientos internos en América Latina y el Caribe debido a las tormentas Eta y Iota del año pasado.

Además, el país centroamericano está entre las naciones con más movimientos de migrantes durante los últimos años. Asimismo, ha habido un aumento de poblaciones indocumentadas en el mundo, principalmente de El Salvador, Guatemala, Honduras, Venezuela e India.

El estudio descubre que, a finales del 2020, cerca de 900.000 personas de Honduras, Guatemala y El Salvador habían sido desplazadas por la fuerza (tanto dentro como a través de las fronteras). De estos, más de medio millón habían sido desplazados a través de fronteras, con la gran mayoría (79 por ciento) alojada en los Estados Unidos.

La mayoría de los nuevos desplazamientos internos en América Latina y el Caribe en 2020 se debieron a desastres, no a violencia y conflicto, detalla la IOM. Honduras registró el mayor número de desplazamientos internos provocados por desastres (937.000), seguida de Cuba (639.000), Brasil (358.000) y Guatemala (339.000). Eventos relacionados con el clima, incluidos el huracán Laura (en agosto de 2020) y los huracanes Eta y Iota (en noviembre de 2020) desencadenaron estos desplazamientos.

La OIM explica que las caravanas de migrantes, es un término utilizado para describir el movimiento transfronterizo de grandes grupos de personas por tierra, y que ha aumentado en número y frecuencia desde 2018 y a menudo han incluido familias con niños.

De los 226.000 migrantes de Honduras, Guatemala y El Salvador en la frontera de Estados Unidos en la primera mitad del año fiscal 2021, aproximadamente 34.000 eran menores no acompañados, señala el informe.

En respuesta, la OIM menciona que los gobiernos de México y Estados Unidos han reforzado la aplicación de la ley de inmigración, incluso implementando medidas destinadas a prevenir el tránsito de migrantes, como un aumento de oficiales militares en servicio activo en la frontera México-Estados Unidos, lo que aumentó el número de migrantes detenidos y deportados.

El organismo recuerda que, en enero de 2020, se negó a una caravana de migrantes que salía de Honduras. Como resultado, se estima que 2.000 migrantes fueron devueltos a Honduras por las autoridades guatemaltecas y mexicanas. Además, el número de detenciones en México aumentó de aproximadamente 8.500 en enero de 2019 a 13.500 migrantes en enero de 2020.

En cuanto a los refugiados, el informe de la OIM subraya que Estados Unidos acogió a casi 341.000 refugiados en 2020. En el mismo año, el país fue el hogar de cerca de un millón de solicitantes de asilo. La mayoría de los solicitantes de asilo en los Estados Unidos provienen de países de América como la República Bolivariana de Venezuela, México y de países del Centroamérica incluidos Guatemala, El Salvador y Honduras, “donde una compleja mezcla de factores socioeconómicos y políticos factores han obligado a un número importante de personas a marcharse”.

Además, destaca que, en los primeros meses de 2021, el gobierno de los Estados Unidos suspendió tres acuerdos de cooperación de asilo con El Salvador, Guatemala y Honduras, que exigieron a los solicitantes de asilo de la subregión que primero buscaran protección.

“En los últimos años, ha habido un aumento de las poblaciones indocumentadas de América Central y Asia, principalmente de El Salvador, Guatemala, Honduras, República Bolivariana de Venezuela e India”, resalta la OIM.

Según la OIM, a finales de 2020, alrededor de 450.000 personas de El Salvador, Guatemala y Honduras buscaban asilo en otros países.

El reciente aumento de llegadas irregulares a los Estados Unidos de América desde el Triángulo del Norte países, incluidos El Salvador, Honduras y Guatemala, también se ha atribuido en gran medida a “altos niveles de inseguridad y niveles de violencia sin precedentes orquestados por pandillas y otras organizaciones criminales”.

Remesas

Del mismo modo, el documento indica que Honduras está entre los 20 principales países receptores de remesas internacionales, producto de la migración.

En 2020, México fue el tercer país receptor de remesas más grande del mundo después de India y China y, con mucho, el mayor receptor de la región (USD 43 mil millones). Guatemala, República Dominicana, Colombia y El Salvador se encontraban entre los cinco principales países receptores de remesas en América Latina y el Caribe, aunque sus entradas fueron mucho menores que las de México.

Sin embargo, como porcentaje del PIB, los cinco principales receptores de remesas dentro de los países de la región en 2020 fueron El Salvador (24 por ciento), seguido de Honduras (24 por ciento), Haití (22 por ciento), Jamaica (21 por ciento) y Nicaragua (15 por ciento). Los flujos de remesas a América Latina y el Caribe alcanzaron casi USD 104 mil millones en 2020, el más alto registrado hasta la fecha y un aumento del 6,5 por ciento con respecto a 2019, habiendo permanecido más resistente que cualquier otra región del mundo, desglosa la IOM en el análisis.