«Grabaciones de la DEA demuestran que el testimonio actual de los narcos es una mentira»: Presidente Hernández

0
274
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.

Tegucigalpa – El presidente Juan Orlando Hernández, reveló este miércoles que conversaciones de un grupo de narcotraficantes hondureños que fueron grabadas por un infiltrado de la Agencia de Control de Drogas (DEA), revelan que nunca pudieron comprarlo, manipularlo o intimidarlo.

En la reuniones que se dieron, una en noviembre de 2013 antes de las elecciones, y otra en diciembre, cuando él se convirtió en presidente electo, participaron: Devis Leonel Maradiaga “El Cachiro”, Carlos Arnoldo “El Negro” Lobo, Héctor Emilio Fernández Rosa “Don H” y Yankel Rosenthal.

En estas grabaciones se desvirtúan los falsos testimonios brindados de forma sistemática por éstos en la Corte del Distrito Sur de New York.

En las conversaciones los narcotraficantes aseguraron que Hernández Alvarado no se podía comprar ni manipular y que si ganaba  las elecciones sería “una catástrofe” por lo que planearon asesinarlo y hablaron que en el atentado además morarían otras 100 personas, según reveló el mandatario en una comparecencia público.

“Es ofensivo lo que sale de New York, es indignante, ofensivo ver que los testimonios obviamente falsos de los narcos son tratados como palabra santa y es extraño que la oficina de Nueva York, que se supone que debe impedir los testimonios falsos esté demasiado ocupada para investigar y descubrir que están utilizando testimonios falsos”, manifestó Hernández.

Imagen

“Estas grabaciones demuestran que el testimonio actual de los narcos es una mentira. Hoy afirman que en 2013 habían hecho un trato conmigo que habían comprado la impunidad, pero sus propias conversaciones en 2013, sus propias palabras, habladas en privado entre ellos, demuestran que nada de eso es cierto. Todo es una mentira que están contando al tribunal, y esperando que la Llave Mágica les salve”, aseguró Hernández en comparecencia de prensa en el Salón Morazán del Palacio José Cecilio Del Valle, sede de Casa Presidencial.

El presiente Hernández aseguró que continuará su lucha contra el narcotráfico y que no va cambiar las relaciones y cooperación con Estados Unidos, con que segura trabajando hasta el 27 de enero de 2022.

Además aseveró que si las si la administración de justicia en los Estados Unidos funciona correctamente, según sus propias normas oficiales, entonces estos criminales no deben ser recompensados; deben ser castigados por su falso testimonio, sus penas deben ser aumentadas.

Hernández también recordó los avances de Honduras en el combate al narcotráfico que se valida con la reducción histórica del 95 por ciento, en el paso de droga del sur a los Estados Unidos, lo cual es validado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos.