Familiares de joven que fue asesinada junto a su bebé recién nacido en Choloma, exigen Justicia: «Ese crimen atroz no puede quedar impune»

0
608

Tegucigalpa.- La muerte de Iris Zeledón Zeledón (20) de origen nicaragüense, junto a su bebé de apenas 24 días de nacido, que sacudió a la comunidad en Choloma, Cortés, Honduras, sigue atormentando a su familia, quien desde Nicaragua, y a través del programa “En La Mira”, dirigido por el periodista Carlos Martínez, exige justicia por el brutal asesinato, denunciando que el crimen no puede quedar impune.

Asesinato premeditado
Luz Marina Zeledón, madre de Iris Zeledón Zeledón, expresó su indignación ante el cruel acto que le arrebató a su hija y nieto.

«Esa mujer es una asesina completa, lo que hizo, matar a dos criaturas inocentes, nosotros lo que pedimos es justicia, justicia por favor», declaró la afligida madre.
Además, hizo un llamado a que la sospechosa, Erika Manzanares, sea capturada y pague por sus actos en prisión.

Las autoridades hondureñas no han ofrecido información relevante a la familia afectada, según afirmó Luz Marina Zeledón. «No he hablado nada con ellos», declaró.

Según la madre de Iris, Erika Manzanares estaría escondiéndose en casa de familiares, temerosa de ser encontrada por las autoridades.

Amenazas y Atentados Previos

Rubén Zeledón Rivera, padre de Iris, detalló que su hija había sido víctima de múltiples amenazas por parte de Erika Manzanares. «Ella le había hecho tres atentados», afirmó Rubén, señalando que su hija le confesó haber sido golpeada y amenazada de muerte por la sospechosa en varias ocasiones.

El ataque a la pareja de Iris ocurrió el mismo día en que le realizaron una cesárea, lo que lleva a los padres a afirmar que había un patrón de violencia que culminó con el trágico desenlace.

La familia Zeledón Zeledón hace un llamado a la colaboración entre Honduras y Nicaragua para resolver este caso y evitar que más mujeres sean víctimas de violencia similar. «Cómo se puede quedar un caso impune entre nosotros que somos vecinos», imploró Rubén Zeledón Rivera, añadiendo que este crimen atroz debe ser castigado para evitar que más vidas sean arrebatadas de manera tan cruel.

Los familiares que siguen en busca de respuestas y justicia, esperan que las autoridades hondureñas tomen medidas contundentes para esclarecer este trágico suceso y prevenir futuros actos de violencia.

El doble crimen ocurrió el pasado 22 de junio, en la residencial Villa Valencia, específicamente en la sala de la vivienda de Iris, hasta donde habrían llegado sicarios a quitarles la vida. El cuerpo del bebé al que había llamado Aaron Mattías también recibió múltiples impactos de bala. Y, es que al momento del ataque, la joven cargaba a su niño, mientras estaba en un sofá.

Cabe recordaron que Manzanares fue detenida en su momento como parte del proceso investigativo, pero luego fue puesta en libertad, lo que añadió más dolor e impotencia a su familia, pues sus parientes están seguros de que fue ella quien planificó el crimen de hija y nieto.

IMG-20230815-WA0045