Exjefe de la DEA asegura que JOH podría cumplir una condena de 40 años de prisión en EE. UU.

0
333

Tegucigalpa.- El exjefe de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), Mike Vigil, consideró a pocos días de que se haga efectiva la extradición de Juan Orlando Hernández hacia Estados Unidos, que el expresidente hondureño podría cumplir una condena mínima de 40 años de prisión en el país norteamericano.

A criterio del exagente antinarcóticos, la extradición de Hernández supone una victoria para la justicia hondureña, ya que se va eliminando la corrupción en la clase política, lo cual le permitiría poder progresar al país, sin embargo, también señaló que es una tragedia que un exmandatario se haya metido al ambiente del narcotráfico.

“La justicia será dura y posiblemente le den una cadena perpetua, porque en Estados Unidos siempre van dictando una condena más fuerte a personas que están en oficinas o en ambientes políticos y que abusan para lograr involucrarse en el crimen organizado”, aseguró el exagente de la DEA en una entrevista con la emisora Radio Cadena Voces.

Del mismo modo, el experto en temas de narcotráfico señaló que el proceso judicial contra Juan Orlando Hernández no se trata de un complot en contra de él, reiterando que el sistema de justicia es imparcial.

“Los cargos son sólidos y él dice que es una venganza de parte de narcotraficantes que él encarceló, pero no todos son narcotraficantes, hay algunos testigos que no tienen antecedentes criminales, lo que él está tratando de hacer es engañar al pueblo diciéndole que es inocente”, expresó.

Por otra parte, Mike Vigil adelantó que una vez se haga efectiva la extradición del expresidente Hernández a Estados Unidos, este guardará prisión en el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan en Nueva York mientras dura su juicio en la Corte del Distrito Sur.

En dicho centro de detención permaneció recluido durante su proceso judicial su hermano, Juan Antonio “Tony” Hernández (condenado a cadena perpetua por narcotráfico) y el narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Asimismo, Vigil detalló que el exgobernante hondureño será presentado ante un magistrado que se encargará de leerle los cargos y seguidamente le preguntarán si cuenta con los recursos financieros para poder pagar una defensa legal privada, de lo contrario el gobierno de Estados Unidos le pondrá un abogado.

Una vez terminado este proceso inicial, la corte seleccionará un jurado y al juez que determinará la fecha en que se desarrollará la audiencia. De acuerdo con el exjefe de la DEA, el proceso judicial podría durar varios meses dependiendo de la evidencia presentada.

Para culminar, Mike Vigil mencionó que si Juan Orlando Hernández se declara culpable de los cargos que se le acusan, podría recibir una reducción de la pena.