En Honduras matan, por eso la gente ya no quiere vivir aquí, señala el cardenal Rodríguez

0
315

Tegucigalpa.- El cardenal Óscar Andrés Rodríguez, señaló este domingo que en Honduras matan, por eso la gente ya no quieren vivir en el país.

“Nuestros conciudadanos hondureños ya no quieren estar en su país porque aquí se mata constantemente”, dijo el cardenal durante la homilía dominical.

El arzobispo de Tegucigalpa reflexionó sobre la violencia y nuevamente criticó la guerra en Ucrania, la venta de drogas y la pobreza en el mundo.

“Todo es pecado del mundo, pero pensemos también cuántas veces las hostilidades hacen difíciles las relaciones humanas”, expresó.

Todos los abusos, sean de poder o sexuales, esas ambiciones descontroladas del egoísta que quiere siempre más y más, aunque sea dinero robado. “Todo hace que no nos miremos como hermanos sino como competidores”, zanjó.

En su cavilación, indicó que los males destruyen las relaciones de comunión y alimentan la desconfianza, indiferencia, el rencor y odio.

“El pecado del mundo es en definitiva la ausencia del amor, la indiferencia ante el prójimo, la marginación”, reiteró.

El religioso repreguntó a los hondureños si ¿hay algo en mí que esté ahogando la vida y la capacidad de amar cada día?.

“Jesús es rostro del amor y de la misericordia del Padre hacia todos nosotros, el evangelio de este domingo nos invita a todos a ser testigos que el Hijo de Dios ha venido a sanar nuestros corazones heridos”, rezó.

El único camino que salva es el camino recorrido por Jesús y no las falsas ilusiones prometidas por falsos mesías, liberadores y una sociedad instalada en la mentira, finalizó.