El testimonio de los pescadores rescatados en Puerto Cortés, será clave en el caso de Angie Peña, según Copeco

0
1707

Tegucigalpa.-Las esperanzas de encontrar a la joven Angie Samantha Peña continúan intactas entre su familia y las autoridades que participan de la búsqueda. Durante el quinto día, tras su desaparición en aguas del Caribe hondureño, la siguen rastreando por aire y mar con la intención de hallarla con vida.

Andy López, subcomisionado de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) en Islas de la Bahía, dijo que se continúan agotando esfuerzos para, incluso, llevar la búsqueda de Angie Samantha a aguas internacionales.

“En este momento tenemos embarcaciones desplazadas en varios lugares, principalmente en las costas entre Tela y Puerto Cortés, entre Roatán y Utila formando triángulos. Además está en gestión un helicóptero que va a salir de La Mesa hasta la zona de Belice para agotar instancias, primero Dios que tengamos resultados positivos”, detalló.

López además dijo que aunque varias horas han pasado, la meta sigue siendo encontrar a la joven, pues hay un precedente de casos similares que afortunadamente han tenido buenos resultados y en más tiempo.

“Como lecciones aprendidas en años anteriores yo tuve la experiencia de poder tener incluso rescates de nueve días, entonces soy bien optimista de poder tener resultados en más tiempo. seguimos en la búsqueda”, manifestó.

El lema que hemos manejado hasta ahorita es “hasta agotar instancias” y así vamos a seguir con la familia de Angie”, agregó.

Un día antes de la desaparición de Angie se registró también la de dos pescadores que habían salido a faenar desde la isla de Utila y que no pudieron regresar tras ser desviados por la corriente.

Cuatro días más tarde, Ramiro Edilberto Torres Méndez (56) y Abner Quiñónez Zúniga (44) lograron llegar a tierra firme remando, pues a pesar de que según sus relatos, vieron pasar embarcaciones y avionetas, no fueron rescatados.

“Pasó una avioneta como dos veces, como al segundo día, pero pensamos tal vez no nos buscan a nosotros porque siempre le hacíamos señas con la mano, pero no regresaban”, “Vimos avionetas pasar y no nos vieron”, confió Torres a un medio de comunicación.

Abner, por su lado, relata que ese día (martes) cuando vio que venía mal tiempo supo que tenían que salir como pudieran de mar adentro, “en la mañana estábamos a unas cinco millas, me puse a trabajar con el remo y timonear con el motor para agarrar rumbo, teníamos ese cerro cerca y nunca lo perdía de vista”.

Finalmente llegaron a la comunidad de Saraguama, en el municipio de Puerto Cortés, departamento de Cortés, donde fueron auxiliados por un poblador que los entregó a las autoridades competentes.

De acuerdo al subcomisionado López, el testimonio que tienen acerca de lo que vivieron en altamar puede ser clave para dar con el paradero de Angie, pues aunque desaparecieron en circunstancias y puntos distintos, no se descarta que hayan sido dirigidos por la misma ruta.

“Tenemos algunos indicios también de las personas que se rescataron, los pescadores, nos vamos a sentar con uno de ellos para conocer cuál fue la dinámica de las corrientes y del viento, ya que todos estos aspectos son importantes para triangular información y seguir con la búsqueda”, aseveró.

Según la autoridad de Copeco, la búsqueda de la joven capitalina ya se extiende a 80 o 90 millas náuticas y además se realiza rastreo submarino en la playa de West Bay, lugar de donde salió Angie a bordo de una moto acuática.

Por su parte, Walter Peña, padre de la profesional capitalina de 22 años, ha dicho que no abandonará la isla de Roatán hasta encontrar a Angie y las autoridades aseguran que no lo dejarán solo mientras eso pase.