El petróleo de Texas cede un 2,83 % por el temor al exceso de oferta

0
294
Las tensiones entre Washington y Pekín también han provocado cautela entre los operadores, que observan con preocupación las noticias de que China ha mandado suspender la importación de ciertos productos estadounidenses.

Nueva York- El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este lunes con una bajada del 2,83 %, hasta los 19,22 dólares el barril, motivada por nuevas preocupaciones en torno al exceso de oferta en los mercados y el miedo a que las progresivas reaperturas económicas no sean suficientes para recuperar la demanda, golpeada por la pandemia del COVID-19.

A las 9.15 hora local de Nueva York (13.15 GMT), los contratos futuros del WTI para entrega en junio restaban 0,56 dólares con respecto a la sesión previa del viernes, cuando el Texas subió casi un 5 %.

Los precios del crudo cedían así tras cerrar la semana pasada con una importante recuperación, pero con un mercado aún tenso por la falta de espacio de almacenamiento y el temor a que la demanda no se incremente tan rápido como la oferta necesita para volver a equilibrarse y evitar el colapso de los sistemas de almacenaje.

Asimismo, los analistas señalan que los efectos del histórico recorte de 9,7 millones de barriles por día (bpd) que acordaron la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios en su última reunión no están siendo los esperados y que la subida en los precios de la semana pasada, achacada en parte a esta entrada en vigor, «no tenía justificación».

«Las subidas de la semana pasada son injustificables a pesar del inicio de los recortes de producción de la OPEP. El mercado, aunque de forma lenta, se ha dado cuenta de que las reducciones de producción acordadas no están cerca de compensar la fuerte caída de la demanda durante el segundo trimestre», señaló la analista sénior de mercados petroleros de la consultora Rystad Energy, Paola Rodríguez-Masiu, quien calcula el exceso de oferta en mayo en unos 13 millones de bpd.

Rodríguez-Masiu señala que el mercado vive ahora «una carrera de dos fuerzas» que son la ratio de ocupación de los almacenes y la rapidez con la que se recuperará la demanda a nivel mundial.

«Bajo el superávit de producción actual todavía se espera que los almacenes se llenen antes de que la demanda logre cerrar la brecha, lo que reducirá los precios a los niveles más bajos durante mayo, a lo que se le sumará nuevos cierres de producción forzados a nivel mundial», concluyó la analista.

Asimismo, también influyeron en los precios del Texas las nuevas tensiones geopolíticas entre China y Estados Unidos a cuenta del origen del virus y que han derivado en amenazas por parte del presidente estadounidense, Donald Trump, de imponer nuevos aranceles y restricciones comerciales. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here