El gobierno hondureño debe evitar problemas y cumplir contratos aprobados para las ZEDE, señala el analista Víctor Murillo

0
403

Tegucigalpa.- El analista, Víctor Murillo, dice que el gobierno hondureño debe evitar problemas y cumplir los contratos aprobados para las polémicas Zonas de Desarrollo Económico, más conocidas como “ZEDE”.

“Hay que recordar que Honduras es un Estado de derecho y bajo esa premisa hay que entender que esos contratos se suscribieron en su momento ante leyes vigentes y sus mecanismos”, comenzó diciendo.

“Lastimosamente han generado expectativas que ya el pueblo hondureño sabe que son para beneficios particulares, pero entran bajo contratos que deben de cumplirse”, apuntó el entrevistado a Radio América.

El analista hondureño lamenta que en otros países ese tipo de proyectos de inversión estén generando un interés baluarte, mientras que en la nación centroamericana se haya enfocado en beneficiar a una cúpula de poder.

Las acciones de la administración pasada, dijo refiriéndose al gobierno de Juan Orlando Hernández (período 2014-2022)  “nos ha hecho mucho daño”.

El 16 de septiembre de este año los inversionistas estadounidenses de la ZEDE Honduras Próspera a través de un bufete de abogados giraron una carta al gobierno dejando en claro su intención de someter reclamaciones a arbitraje internacional.

Lo anterior, si las negociaciones de “buena fe” no se llevaban a cabo a más tardar hasta el 16 de diciembre de 2022, fecha en la que la entidad procedió contra el Estado hondureño.

Honduras Próspera opera en el país centroamericano bajo una polémica ley de Zonas de Empleo y Desarrollo Económico, aprobada durante el Gobierno que presidió Porfirio Lobo (2010-2014), cuando entonces el titular del Parlamento era Juan Orlando Hernández, quien después fue presidente de Honduras (2014-2022).

Desde el inicio las ZEDE fueron rechazadas por algunos sectores que consideran que esa ley, que fue derogada en abril de este año por el Parlamento, lesionaba la soberanía nacional.

Dependiendo de cómo decida proceder el Gobierno de Honduras, la cuantía de los daños será de al menos varios miles de millones de dólares estadounidenses, y de hasta 10 mil 775 millones de dólares si se pierde toda la inversión de los demandantes, señaló por su parte Honduras Próspera.

Fuente: Radio América