El fuego asalta a los vecinos de la chilena Valparaíso en plena Nochebuena

0
224
Más de un centenar de viviendas han quedado consumidas por las llamas en un incendio forestal que alcanzó ayer martes un sector poblado de la ciudad costera de Valparaíso, mientras decenas de dotaciones de Bomberos y aeronaves tratan de controlar la situación desde tierra y aire.EFE/Leandro Torchio

Santiago de Chile – Más de un centenar de viviendas han quedado consumidas por las llamas en un incendio forestal que alcanzó este martes un sector poblado de la ciudad costera de Valparaíso, mientras decenas de dotaciones de Bomberos y aeronaves tratan de controlar la situación desde tierra y aire.

Desde las 15.00 hora local (18.00 GMT) dos focos diferentes de fuego se generaron de manera simultánea en los cerros de la ciudad de Valparaíso, a unos 100 kilómetros al este de Santiago, y avanzaron por los costados hasta juntarse y alcanzar la zona poblada periférica.

El ministro de Agricultura de Chile, Antonio Walker, quien se desplazó hasta la zona para coordinar los esfuerzos de control y extinción, indicó a la prensa que la situación «no es fácil» y está «muy complicada por el viento».

«Estamos en pleno combate. Creemos que ya hemos perdido cien viviendas y vamos a tener que sacrificar algunas más para hacer un cortafuegos para que el fuego no entre donde está la mayor concentración de hogares», afirmó el titular de la cartera agropecuaria.

El siniestro, que todavía está activo, ocurrió en los cerros Rocuant y San Roque, que se juntaron cerca de la población La Isla, en la que docenas de viviendas quedaron consumidas por las llamas sin que vecinos ni Bomberos pudieran hacer nada para impedirlo.

Las autoridades también informaron de que hasta el momento no hay heridos ni víctimas mortales, ya que se decretó la evacuación temprana de la zona afectada.

«Estos incendios que ocurren en los perímetros de las viviendas son muy difíciles de controlar. Estamos haciendo todo lo posible para controlar el incendio durante la última hora de vuelos», indicó Walker.

AFECTACIÓN DE LA ZONA

La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) informó en su último balance de la tarde de que las llamas consumieron una superficie de 100 y 8,5 hectáreas de pastizal, matorral y arbolado en los dos focos activos en Valparaíso.

Además de las viviendas afectadas y la zona forestal, unos 90.000 vecinos de la ciudad puerto se vieron afectados por cortes de energía desde el comienzo del incendio.

Desde la Onemi indicaron que se mantiene la alerta roja en la comuna (municipio) de Valparaíso.

GRAN DESPLIEGUE PARA CONTROLARLO

Hasta el momento se encuentran trabajando en el lugar 15 brigadas, 2 técnicos, 4 aviones y 4 helicópteros de Corporación Nacional Forestal (Conaf).

Desde el cuerpo de Bomberos Voluntarios, son 28 unidades las desplazadas hasta el sector desde la ciudad de Valparaíso, otras 11 desde la vecina urbe de Viña del Mar y otras 15 desde localidades cercanas a la zona.

Además, Carabineros (policía militarizada) desplazó a la zona efectivos para ayudar a la extinción de las llamas y la asistencia a los vecinos afectados, algunos de los cuales fueron trasladados a albergues habilitados por la emergencia.

El Ejército de Chile envió una unidad de Fundamental de Emergencia; el Servicio de Urgencia Médica (SAMU) desplegó sus equipos y la Onemi acompañó las tareas de extinción con otros dos helicópteros.

CORTE DE AGUA PARA PRIORIZAR LA EXTINCIÓN

La empresa Esval, encargada del suministro de agua potable en Valparaíso, informó a través de su cuenta oficial en la red social Twitter de que se realizará un corte «solidario» de agua en varias zonas de la ciudad durante la noche para favorecer «el caudal de agua posible» para apagar el fuego.

«La sanitaria hace un llamamiento al consumo responsable y solidario para permitir el máximo apoyo a las labores de contención del fuego», agregaron desde la empresa.

CON LA SEQUÍA, SE ESPERABAN LOS INCENDIOS

A comienzos de octubre el Gobierno de Chile anunció una inversión de 120.000 millones de pesos (unos 165 millones de dólares) en un plan para la prevención y el combate de los incendios forestales que se esperaban con la llegada del verano austral en el contexto de la peor sequía de los últimos 60 años en el país.

En ese sentido, la región de Valparaíso era la zona más crítica por la escasez hídrica y se encontraba bajo decreto de zona de catástrofe desde hace meses.

En los últimos cinco años, Chile ha registrado un promedio de 6.511 incendios por temporada que han afectado una superficie media de 177.000 hectáreas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here