El BCH estima que crecimiento económico se ubique entre 8 a 9% y cierre de la inflación en 4%

0
690
EFE

Tegucigalpa.- De acuerdo a nuevas estimaciones del Banco Central de Honduras (BCH) el crecimiento económico alcanzará de un 8 hasta un 9%, mientras que la inflación cerrará en 4.0 más menos 1 punto porcentual, los depósitos en 10.6% y el crédito en 7.0%.

BANCO CENTRAL DE HONDURAS ACTUALIZA LAS PROYECCIONES MACROECONÓMICAS 2021-2022

Conforme a la evolución actual de la economía global y nacional, así como a las perspectivas
más recientes de la economía mundial, el Banco Central de Honduras (BCH) actualiza las
proyecciones macroeconómicas contempladas en la Revisión del Programa Monetario 2021-
2022.

La economía mundial mantiene un buen desempeño económico, pero su ritmo de crecimiento se ha moderado levemente como consecuencia de las restricciones asociadas a la propagación de la variante delta del Covid-19 y al deterioro en las cadenas mundiales de suministros, lo que ha limitado el crecimiento de ciertos sectores económicos.

En este sentido, las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) publicadas en su informe
de Perspectivas de la Economía Mundial (WEO, por sus siglas en inglés) de octubre de 2021 se mantienen positivas, aunque se revisó ligeramente a la baja el crecimiento económico mundial para el presente año, ubicándose en 5.9%( 6.0% en la revisión de julio de 2021), mientras que para 2022 se mantuvo sin cambios (4.9%).

Por grupo de países, tanto las economías avanzadas como emergentes han mostrado un mayor dinamismo en su actividad, respaldado por la recuperación del consumo y la inversión; no obstante, se revisaron a la baja las proyecciones de crecimiento para las economías avanzadas, debido principalmente al menor crecimiento esperado de los Estados Unidos de América (EUA), atribuido al reciente debilitamiento del consumo privado y a la reducción de los inventarios.

Por su parte, se proyecta un mayor crecimiento para los países emergentes y la región centroamericana, debido al fortalecimiento en el nivel de exportaciones, dada a la mejora en la demanda externa de materias primas.

En cuanto a la inflación mundial, se prevé que las presiones inflacionarias transitorias continúen en la mayoría de las economías avanzadas y emergentes para el último trimestre de 2021, influenciadas por los cuellos de botella en la oferta provocando desajustes entre la oferta y la demanda, así como por el aumento de los precios de las materias primas, atribuido al fortalecimiento de la actividad económica; sin embargo, se espera que la inflación disminuya en 2022 a niveles similares previos a la pandemia.

Honduras: crecimiento económico

En el ámbito interno, el BCH realizó una nueva revisión del marco macroeconómico para 2021 y 2022, a fin de adaptarlo a la coyuntura reciente, la cual muestra una mayor  recuperación económica en relación a lo esperado en la revisión del PM de julio de 2021.

Es por ello, que se estima que el crecimiento económico para 2021 se ubique entre 8.0% a 9.0%, comportamiento atribuido principalmente al incremento de las exportaciones, debido al fortalecimiento de la demanda de los principales socios comerciales, aunado al mayor gasto del sector privado (consumo e inversión) por el aumento en el ingreso de los hogares y empresas, como consecuencia del mayor flujo de remesas familiares respecto al esperado, la recuperación parcial de los empleos formales, el avance en el proceso de vacunación, así como por la adaptación de las actividades económicas a las medidas sanitarias.

Índice Mensual de la Actividad Económica

De igual forma, el Índice Mensual de la Actividad Económica (IMAE) a septiembre de 2021, muestra que la mayoría de actividades económicas han alcanzado niveles superiores a los registrados previo a la pandemia, con excepción de Agricultura, Transporte y Comunicaciones, así como Hoteles y Restaurantes.

En este sentido, las actividades que muestran una mayor contribución en el crecimiento para 2021 son: “Industria Manufacturera” que se ha visto favorecida por la mayor demanda externa de prendas de vestir y arneses de uso automotriz; “Intermediación financiera” influenciada por el incremento en la capacidad de pago de las empresas y hogares, lo que ha generado una recuperación del crédito al sector privado; y “Comercio” derivado del mayor dinamismo de la actividad económica internacional y nacional.

En lo referente al sector externo, se prevé un incremento para ambos años en las exportaciones de mercancías generales (café y aceite palma) y bienes de transformación (prendas de vestir y arneses) en relación a las estimaciones previas, influenciadas por la mayor demanda externa observada y por mayores precios internacionales de materias primas.

Remesas familiares

Asimismo, se espera un mayor flujo de remesas familiares, al reflejar tasas de crecimiento históricas superiores al 30.0%. No obstante, se espera un aumento en las importaciones de bienes y servicios, asociado al mejor desempeño de la economía doméstica, así como al incremento en los costos de los servicios de transporte marítimo de bienes (fletes).

Como resultado de lo anterior, se revisaron al alza las estimaciones del déficit en cuenta corriente
para 2021 y 2022, contribuyendo a una acumulación de reservas internacionales que permite alcanzar una cobertura igual o superior a 7.5 meses de importación de bienes y servicios.

En lo concerniente al comportamiento de las variables monetarias, se estima un menor crecimiento para los depósitos totales, atribuido a la moderación observada en su ritmo de crecimiento, a medida se fortalece la actividad económica y se reduce el ahorro precautorio de los hogares y empresas, dada la menor incertidumbre derivada de la pandemia.

Créditos

Por otro lado, el crédito al sector privado ha denotado recuperación, mostrando a septiembre del presente año un crecimiento interanual de 7.3%, congruente con la reactivación económica. Es así, que se revisaron al alza sus estimaciones de crecimiento para 2021 y 2022, en línea con el mejor desempeño económico esperado y la reducción de la incertidumbre de los agentes, lo que generaría mayores necesidades de refinanciamiento y solicitud de créditos nuevos.

Por su parte, la inflación interanual se situó en 4.65% en octubre de 2021 (3.65% en octubre de 2020), repunte explicado principalmente por el aumento en los precios internacionales de los combustibles, el incremento de algunos alimentos industrializados y perecederos, debido a los mayores costos internacionales de producción y comercialización dado los obstáculos que enfrentan las cadenas de suministro a nivel mundial; así como por la recuperación de la demanda agregada.

Inflación

En este sentido, los pronósticos de corto y mediano plazo de la inflación indican una trayectoria levemente superior a la prevista en julio de 2021; no obstante, se mantendría cercana al punto medio del rango de tolerancia para cierre de 2021 y 2022 (4.0%± 1.0 pp), al considerar que los choques de costos se estarían reduciendo para 2022.

Al evaluarse el escenario base de proyecciones, la Autoridad Monetaria ha mantenido un impulso monetario, orientado a proveer suficiente liquidez al sistema financiero con el propósito de apoyar el canal del crédito, sin poner en riesgo su objetivo principal de mantener una inflación baja y estable. Por lo anterior, en la medida que el crédito muestra una recuperación, prevé retirar parte de los excesos de liquidez que se han generado este año (consecuencia de los mayores flujos de remesas recibidos) a través del incremento gradual del monto ofrecido en la subasta diaria y estructural.

Finalmente, el Directorio del BCH reafirma su compromiso de analizar periódicamente la coyuntura y perspectivas del contexto nacional e internacional, adecuando su conducción de política monetaria con el fin de mantener niveles de liquidez del sistema financiero congruentes con la estabilidad de precios.
En el siguiente cuadro se describen los principales resultados macroeconómicos para 2021
y 2022: