EE. UU. excluye a Cuba, Venezuela y Nicaragua de la cumbre de las Américas

0
153

Tegucigalpa.- El gobierno de Biden tomó la decisión final de excluir a los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua de la Cumbre de las Américas, dijeron personas familiarizadas con el tema, a pesar de las amenazas del presidente de México de no participar. La reunión a menos que todos los países del Hemisferio Occidental fueran invitados.

La decisión, que siguió a semanas de intensas deliberaciones, corre el riesgo de un vergonzoso boicot a la reunión organizada por Estados Unidos esta semana en Los Ángeles si el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y algunos otros líderes deciden no presentarse.

Funcionarios estadounidenses determinaron que las preocupaciones sobre los derechos humanos y la falta de democracia en los tres países, los principales antagonistas de Washington en América Latina, pesaban demasiado en contra de invitarlos, dijo una fuente con sede en Washington el domingo por la noche.

La exclusión de Venezuela y Nicaragua, lideradas por la izquierda, ya se había señalado en las últimas semanas.

Pero dado que el presidente Joe Biden inaugurará la cumbre el miércoles, la última palabra sobre la Cuba gobernada por los comunistas se basó en invitar a un representante de menor rango en lugar del presidente de la isla, dijeron funcionarios estadounidenses.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, dijo el mes pasado que no iría aunque fuera invitado, y acusó a Estados Unidos de “presión brutal” para que la cumbre no fuera inclusiva. Cuba asistió a las últimas dos cumbres.

La decisión de Estados Unidos fue reportada por primera vez por Bloomberg News. La Casa Blanca no respondió a una solicitud de comentarios.

El presidente izquierdista de México ha dicho que estaba esperando que Biden tomara una decisión antes de anunciar si iría. López Obrador podría continuar el lunes por la mañana cuando hable en una conferencia de prensa regular.

Ofrecer a Cuba un papel limitado fue visto como una forma de aplacar a López Obrador, pero la idea fue rechazada, dijo una fuente. Activistas de la sociedad civil cubana han sido invitados.

La controversia sobre la lista de invitados ha empañado el objetivo de EE. UU. de usar la cumbre para reparar las relaciones dañadas en América Latina bajo el predecesor de Biden, Donald Trump, reafirmar la influencia de EE. UU. y contrarrestar a China.

Habiendo descartado al presidente venezolano Nicolás Maduro, la administración está considerando un papel para el líder de la oposición Juan Guaidó, posiblemente virtualmente en un evento paralelo, dijo un funcionario estadounidense.

Washington reconoce a Guaidó como el presidente legítimo de Venezuela, después de haber condenado la reelección de Maduro en 2018 como una farsa.

También está excluido de la cumbre el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, un ex guerrillero marxista que ganó un cuarto mandato consecutivo en noviembre después de encarcelar a sus rivales.

Si López Obrador no se presenta, podría generar dudas sobre las perspectivas de progreso en las discusiones sobre cómo frenar la migración en la frontera sur de EE. UU., una prioridad para Biden.

La mayoría de los líderes han señalado que asistirán, pero el rechazo de los gobiernos liderados por la izquierda sugiere que muchos en América Latina ya no están dispuestos a seguir el ejemplo de Washington como en el pasado.

Los funcionarios de la Casa Blanca han insistido en que el alboroto de las invitaciones pasará y la cumbre será un éxito sin importar quién asista.

Fuente Reuters.