Dirigentes magisteriales buscan desinformar sobre las clases semipresenciales, denunció el ministro de Educación

0
731

Tegucigalpa.- El ministro de Educación, Arnaldo Bueso, denunció que dirigentes magisteriales buscan desinformar a la población sobre la apertura a clases semipresenciales a partir de este mes.
 
Recientemente, el gobierno autorizó el retorno semipresencial y voluntario a clases en algunos centros de enseñanza de 154 municipios de Honduras donde el contagio del COVID-19 es muy bajo o la pandemia está controlada.    

En el sector privado, las clases empezarán el 16 de agosto porque va adelantado en ese proceso desde hace un tiempo y en el público el 26 de agosto. 
 
Sin embargo, el magisterio ha puesto como condición para volver a las aulas en forma semipresencal, que se vacunen a los 60 mil docentes que hay a nivel nacional, personal administrativo de los centros educativos y alumnos a fin de evitar un contagio masivo.

Los dirigentes alegan que no hay condiciones en la mayoría de las escuelas para volver a las aulas.
 
El funcionario dijo que “es demasiado el nivel de desinformación que pueden generar las declaraciones de algunos dirigentes magisteriales con respecto al esquema que iniciará el 16 de agosto con el sector privado”.
 
Seguro
 
“Estoy sumamente seguro que la dirigencia conoce la estrategia, pero no es justo para la educación de Honduras que den ese tipo de declaraciones con sólo el objetivo de desinformar”, agregó.
 
“¿Quién les dijo que en el municipio de Villanueva, Cortés será uno de los que se van abrir en el esquema que hemos presentado?”, se preguntó.
 
“Nosotros no hemos mencionado nombres de sectores donde retornarán las clases en forma semipresencial y lo haremos hasta la próxima semana”, aseguró.
 
“Todavía no los tenemos definidos los municipios donde se desarrollará la estrategia pues falta analizar los estudios y las diferentes variables que se tomarán en cuenta en la estrategia”, opinó Bueso.
 
“El proceso del retorno seguro a clases se hará en las zonas geográficas del país donde el riesgo para el contagio del COVID-19 sea bajo, es decir de 0 a 3 o que no haya casos de coronavirus”, señaló.
 
“Otro de los requisitos que se debe cumplir es si en el lugar hay centros educativos que cumplen con las condiciones de infraestructura adecuadas y de agua y saneamiento”, precisó.