Dirigente de Libre dice que debe ser un deber movilizarse el día de la elección de la CSJ

0
546

Tegucigalpa.- El dirigente de Libertad y Refundación (Libre), Gilberto Ríos, reaccionó a las recientes declaraciones de la abogada y diputada del Partido Salvador de Honduras (PSH), Maribel Espinoza.

La congresista aseguró que Libre ha estado convocando a sus colectivos para llegar el próximo 25 de enero, día de la elección de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), a los bajos del Congreso Nacional para tratar de influir en dicha decisión.

Ríos dijo no entender el porqué a estas alturas del proceso se introducen este tipo de elementos que generan incertidumbre y dudas al trabajo que ha venido realizando la Junta Nominadora y sectores de la sociedad civil que han sido veedores del proceso.

El dirigente manifestó que la bancada del PSH a excepto Luis Redondo, han tenido decisiones contrarias a lo que ha sido el espíritu de la alianza política.

“Si no se ha llamado a los colectivos de Libre para hacer una movilización cívica para que se vele por que en el Congreso Nacional se respeten las propuestas de la Junta Nominadora y lo que el pueblo está demandando, más que un rumor debe ser un deber de Libre y de movimientos sociales y cívicos movilizarse ese día al Congreso porque es algo que nos interesa al pueblo hondureño”, amplió.

El miembro del partido en el poder afirmó que en la reunión de este fin de semana con la coordinación de Libre no se hizo ninguna convocatoria en torno a ese tema; no obstante, aprovechó la ocasión para hacer un llamado a los dirigentes del partido preocupados por la justicia que va a tener el país los próximos siete años, a que se hagan presente en los bajos del Legislativo el día de la elección.

Señaló que, si eso pudiera influir para que se escoja a los mejores candaditos a la CSJ, no debería ser un rumor, sino un deber de todo hondureño y hondureña.

“Me parece injusto que siempre se intente estigmatizar a Libre como el partido violento cuando fuimos nosotros los que pusimos casi 200 mártires en diez años, sufrimos persecución, exilio, una gran cantidad de amenazas a muerte y un tipo de formas de coerción propias del Partido Nacional”, concluyó.