Diputado Joshy Toscano cuestiona la resolución del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad para Reformar el Código Penal

0
406

Tegucigalpa, Honduras – El jefe de la bancada del Partido Salvador de Honduras (PSH), Jhosy Toscano, ha expresado duras críticas hacia la reciente resolución del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad (CNDS) de reformar el Código Penal. Toscano calificó de «vergonzoso» que se declare una emergencia para esta reforma cuando el proyecto ha estado engavetado por más de un año.

El líder del PSH recordó que la reforma del Código Penal fue una promesa de campaña de la presidenta Xiomara Castro, quien en su toma de posesión calificó al actual Código como el “Código de la Impunidad”. A pesar de esta promesa, Toscano señala que en el Congreso Nacional se creó una comisión especial presidida por el Partido Libertad y Refundación (Libre) hace más de un año para abordar esta reforma. Sin embargo, aunque la comisión presentó un informe, este aún no ha sido sometido a votación.

“Se creó una comisión especial hace más de un año presidida por Libre, presentaron un informe en el Congreso Nacional y hasta el día de hoy no ha sido sometida a votación”, reprochó Toscano. “Es una vergüenza que después de un año de estar engavetado este proyecto hoy venga a decir que es una emergencia cuando fue una promesa de campaña”, añadió.

Entre las resoluciones del CNDS se incluye la reforma del Código Penal para clasificar a los miembros de maras, pandillas y bandas del crimen organizado como terroristas si cometen crímenes de narcotráfico, sicariato, extorsión, secuestro, tráfico de armas, asociación ilícita y lavado de activos. Toscano, sin embargo, considera que estas resoluciones son “más de lo mismo” y no ofrecen nada novedoso.

El jefe de la bancada del PSH también enfatizó la necesidad de regular la venta de chips y tarjetas SIM para un mayor control y evitar la venta indiscriminada. No obstante, aclaró que no se debe tener una base de datos de ciudadanos bajo el control de las instituciones del Estado.

La controversia sobre la reforma del Código Penal continúa, mientras los legisladores y el gobierno debaten cómo abordar efectivamente el problema del crimen organizado en el país.