Devis Rivera Maradiaga, confiesa ser responsable de 78 asesinatos y haber sobornado a JOH con 250 mil dólares, entregados a Hilda Hernández

0
390
Foto cortesía HCH

Tegucigalpa.- Durante el sexto día de juicio contra el expresidente Juan Orlando Hernández, un nuevo testigo fue presentado por la fiscalía, revelando impactantes detalles sobre su relación con el exmandatario y sus actividades ilícitas. Devis Rivera Maradiaga, quien ya había testificado en el juicio de Antonio “Tony” Hernández, volvió a la corte esta semana para ofrecer información crucial en el caso que involucra a Juan Orlando Hernández.

En su testimonio previo en el juicio de «Tony» Hernández, Rivera Maradiaga había afirmado haber grabado con su reloj uno de los encuentros con el exdiputado. Además, confesó haber sobornado a Fabio Lobo, hijo del expresidente Porfirio Lobo, entre 2010 y 2013, por contratos con el gobierno de Honduras, lo que arrojó un total de 300 mil dólares en sobornos y benefició a la empresa principal de los Cachiros con 250 millones de lempiras.

Sin embargo, el testimonio más impactante de Rivera Maradiaga fue revelado este día, cuando confesó haber conocido y sobornado al exmandatario Juan Orlando Hernández con la suma de 250 mil dólares. Este dinero fue enviado a través de su hermana, ya fallecida, Hilda Hernández.

Las declaraciones de Rivera Maradiaga, recopiladas por Inner City Press, ofrecen una ventana al mundo de la corrupción y el crimen organizado que ha permeado la política hondureña. El testigo admitió haber sido responsable de 78 asesinatos y haber dejado a 15 personas heridas, además de practicar la tortura.

En cuanto a su relación con Juan Orlando Hernández, Rivera Maradiaga afirmó conocer al expresidente, llamándolo por los nombres de Juan, JO o Juancho. Detalló cómo en 2012 sobornó al entonces presidente con la intención de obtener protección para los Cachiros y su hermano Javier, así como contratos gubernamentales para sus negocios.

Las revelaciones de este testigo ofrecen una visión perturbadora de la corrupción y la complicidad en las altas esferas del poder en Honduras, y plantean serias preguntas sobre la integridad de la administración pasada. El juicio contra Juan Orlando Hernández continúa, mientras se espera que más detalles salgan a la luz en los próximos días.