Corte de Nueva York cita a Juan Orlando Hernández, Juan Carlos «El Tigre» Bonilla y Mauricio Hernández a audiencia para este martes

0
369

Tegucigalpa.- Este lunes 22 de enero, el juez Kevin Castell emitió un comunicado urgente convocando a todas las partes involucradas en el caso del expresidente hondureño Juan Orlando Hernández, así como de sus coacusados Juan Carlos Bonilla y Mauricio Hernández, a una audiencia programada para el martes a las 10 de la mañana.

El motivo de la reunión es esclarecer los acontecimientos recientes y decidir si se pospone o no el inicio del juicio, originalmente programado para el próximo 5 de febrero.

La audiencia de mañana se centrará en los temas abordados en las dos cartas emitidas por el gobierno estadounidense el 19 de enero de 2024 en relación con el caso. Se espera que el juez tome decisiones con respecto a las solicitudes presentadas por la Fiscalía de Estados Unidos, según fuentes judiciales.

Además de Juan Orlando Hernández, el tribunal de Nueva York ha citado a Juan Carlos «El Tigre» Bonilla y Mauricio Hernández para tratar diversas solicitudes presentadas por los acusados, incluyendo la posibilidad de postergar el juicio. Los analistas del caso han señalado que el juez Castell no está inclinado a extender el juicio, ya que podría afectar su agenda, que actualmente prevé la conclusión del proceso para marzo.

El periodista y abogado Oscar Estrada, quien sigue de cerca el caso, afirmó que el juez Castell está comprometido en garantizar la equidad del procedimiento y evitar cualquier posible vicio que pueda surgir durante el curso del juicio, con el objetivo de prevenir futuras apelaciones.

Se está llevando a cabo una investigación sobre las denuncias presentadas por Juan Orlando Hernández, y el juez será el encargado de determinar la viabilidad de las peticiones de la defensa, incluyendo una posible suspensión del juicio por aproximadamente tres semanas.

La decisión final sobre la continuación o la suspensión del inicio del juicio se espera que se conozca en las próximas horas, generando una expectativa palpable en torno al futuro legal del expresidente hondureño y sus coacusados.