Cerca de 7,5 millones de personas no tienen acceso al agua segura en Honduras

0
420

Tegucigalpa.- Cerca de 7,5 millones de personas carecen de agua potable en Honduras, país donde 5 millones no tienen acceso a un saneamiento gestionado de forma segura, indicó este miércoles la entidad no gubernamental estadounidense Water For People.

El especialista en comunicación y captación de fondos de Water For People Honduras, David Ramos, dijo a EFE con motivo del Día Mundial del Agua que en el país centroamericano «cerca de 7,5 millones de hondureños no tienen acceso a agua segura», lo que representa el 77,3 % de los 9,7 millones de habitantes.

En Honduras, un país altamente vulnerable a la crisis climática, al menos 5,5 millones de personas, un 56,7 % de la población, no tienen acceso a un saneamiento seguro, según cifras oficiales, citadas por Ramos.

En su opinión, muchos menores de 5 años mueren en Honduras víctimas de enfermedades relacionadas con la falta de acceso a agua potable y saneamiento adecuado, mientras que otros abandonan la escuela al tener que buscar el líquido para sus familias.

De acuerdo con un estudio de Water For People, cerca del 90 % de las crisis ambientales están relacionadas con problemas del agua.

Ramos tildó de «alarmante» el que tantas personas en Honduras no tengan acceso a agua potable y saneamiento seguro, por lo que miles de ellas dependen del suministro mediante camiones cisterna o recurren a pozos sin tratar, cuyo líquido no es seguro o está contaminado.

En algunas zonas de Honduras, el coste del barril del preciado líquido oscila entre 40 y 60 lempiras (entre 1,62 y 2,44 dólares), un monto que en muchas ocasiones no pueden pagar las familias en Honduras, donde más del 70 % de la población vive en pobreza.

CONSTRUCCIÓN DE MÁS REPRESAS

La oferta de agua de Honduras es de 87.000 hectómetros cúbicos por año, pero la demanda del líquido (2.300 hectómetros cúbicos) no es satisfecha en relación a la cobertura total de acceso, ya que aún existe una brecha grande entre el área urbana y rural, según cifras oficiales.

La construcción de represas es uno de los grandes retos de Honduras para garantizar el acceso al agua, para lo que el país requiere una inversión de por lo menos 2.300 millones de lempiras (93,6 millones de dólares), de acuerdo con el Ente Regulador de los Servicios de Agua Potable y Saneamiento (Ersaps).

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) anunció en 2021 que apoyaría a Honduras con 5,8 millones de dólares para los estudios de factibilidad para construir seis represas de tierra para varios usos en el país.

Las obras estarán ubicadas en los departamentos de Atlántida (Caribe); Olancho y El Paraíso (oriente); Choluteca (sur), La Paz (occidente) y Francisco Morazán (centro), donde se localiza Tegucigalpa, la capital, según el BCIE, fundado en 1960.

El representante de Water For People apeló al trabajo conjunto del Gobierno y las entidades no gubernamentales para «solventar la crisis» del agua a través de la articulación de proyectos.

Hizo además «un llamado de esperanza» y «a trabajar juntos» para contribuir con la Agenda 2030 en línea con el Objetivo de Desarrollo Sostenible número seis que busca garantizar la disponibilidad de agua y saneamiento para la población global, bajo una gestión sostenible y equitativa.

«Aquí es de hacer acciones concretas y cada quien poner su granito de arena», acotó Ramos, quien participó en Tegucigalpa en el lanzamiento de la campaña «Guardianes del Agua, una iniciativa que busca «levantar la voz» con acciones concretas para mejorar el acceso del líquido.

Decenas de hondureños que viven en Tegucigalpa, que tiene 1,5 millones de habitantes, recordaron el Día Mundial del Agua clamando por ella, por la falta del líquido en sus hogares, problema que también sufren otras ciudades importantes del país. EFE