Casetas del Trans-450 son usadas como «hospedaje» para familiares de pacientes internos en el Hospital Escuela

0
1162

Tegucigalpa.- Los familiares de los pacientes que están internos por diferentes causas en el Hospital Escuela de Tegucigalpa, la capital de Honduras, toman su descanso en una de las casetas del Trans-450, una obra de infraestructura vial que no fue terminada y es considerada como un monumento a la corrupción.

En imágenes transmitidas por TN5 Matutino se observa a algunos ciudadanos que aguardan por sus familiares en el Hospital Escuela y comparten con indigentes la instalación del Metrobús, dado que se encuentra justo al frente del nosocomio.

Las personas duermen acobijadas sobre cartones que tiran en el helado piso del Trans-450 a riesgo de ser víctimas de asalto o de cualquier situación, ya que la caseta está totalmente abierta.

Foto: Cortesía

Dentro del Hospital Escuela hay una sala de espera de los familiares de pacientes, no obstante que estaría totalmente ocupada debido a la alta atención de personas con covid-19 y otras patologías que requieren de internamiento en el centro asistencial.

Las autoridades del Hospital Escuela han informado que están al cien por ciento de ocupación de las salas Covid.

El Trans 450

La obra para el transporte rápido en la capital hondureña inició en 2014 durante la segunda administración municipal de Ricardo Álvarez, hoy designado presidencial, y a la fecha sigue en abandono.

El proyecto fue financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por más de 600 millones de lempiras.

La Fiscalía ha realizado investigaciones por supuesta corrupción en esa obra de infraestructura, no obstante que no ha presentado acciones en contra de presuntos responsables o desvirtuado si hubo o no irregularidades.