Cardenal hondureño dice que la guerra en Ucrania es la más clamorosa

0
287

Tegucigalpa.- El cardenal hondureño Óscar Andrés Rodríguez dijo este domingo en Tegucigalpa que cuando las sociedades viven contra el amor, están destruyendo «el mundo en que vivimos», y que hay que pensar en las guerras que ahora se viven, de las que resaltó que la de Ucrania es «la más clamorosa».

«Pensemos simplemente en la cantidad de guerras que hay ahora en este siglo XXI, la más clamorosa es la de Ucrania, pero quién piensa en Sudán, quién piensa en Somalia, quién piensa en los países del Este del mundo, quién piensa en la guerra interna de pandillas que se matan entre ellas, también en nuestro país», expresó Rodríguez durante la misa oficiada en la Basílica Menor de Suyapa.

Agregó que las raíces de la violencia se encuentran en el odio que destruye a las personas y el mundo, «en una sociedad cada vez más violenta como la nuestra».

Según señaló el religioso, el mundo vive ahora con una sociedad más competitiva a gran y pequeña escala ante la violencia del terrorismo, de las guerras, de las leyes injustas y la que se sufre cada día en las casas, las familias y los trabajos.

Al referirse a la violencia en su país, recalcó que en «Honduras se mata y se sigue matando, y eso quiere decir que no hemos aceptado la ley de Cristo», de «no matarás».

«Nuestra sociedad hondureña no va a cambiar sino logramos que cambiemos las personas», acotó.

El cardenal abogó por que el ser humano aprenda a amar al enemigo, lo que no quiere decir que tenga que introducirlo en el círculo íntimo de sus amistades, «pero sí aceptarlo como persona».

«Amar al enemigo no significa tampoco tolerar las injusticias y retirarse de la lucha contra el mal, de ninguna manera. Amar al enemigo significa aceptarlo, respetarlo y mirarlo con misericordia» y «no tiene ningún mérito amar solamente a los que nos aman», dijo el religioso hondureño. EFE