Autoridades alertan a la población por la aparición de una nueva estructura criminal derivada de la MS-13 y Barrio 18

0
1195

Tegucigalpa.- La Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) inició hace algunos días a investigar sobre algunas amenazas contra hondureños que está generando un supuesto grupo criminal autodenominado M-1.

Luego que decenas de afectados por el flagelo, supuestamente a manos de la M-1, denunciaran a través de medios de comunicación que estaban siendo víctimas de extorsión, las autoridades aseguran que comenzaron con las indagaciones.

Wilmer Cálix, dirigente de transporte en Honduras, denunció que esta banda criminal «ha estado molestando rutas de la capital, como la rutas de Cerro Grande». Asimismo, han solicitado ayuda al Gobierno y piden que se fortalezca la FNAMP para contrarrestar estas tarifas de extorsión.

Además, denunció el resurgimiento de la banda criminal «Los Chirizos«. Agregó que empezaron a extorsionar con altas tarifas al rubro de transportistas en la capital de la República, siempre bajo amenazas de ataques.

Según la información que trasciende a través de medios de comunicación, los transportistas estarían siendo objeto de amenazas e intimidación por parte de la banda criminal M-1. La banda criminal estaría exigiendo pagos por concepto de extorsión, dijo a tunota.com el vocero de FNAMP, Mario Fu.

Por este motivo, la FNAMP informó hay que equipos trabajando en investigaciones y labores de inteligencia para dar con los responsables de esta ola de amenazas.

No obstante, el grupo de investigación de FNAMP considera que se puede tratar de miembros de organizaciones criminales tradicionales que estarían desertando de las mismas con el objetivo de formar nuevas estructuras criminales para la comisión de estos ilícitos.

Además, los taxistas del punto de transporte de Prados Universitarios denunciaron que están pagando altas tarifas por extorsión a 4 organizaciones criminales. Ante esta situación, los transportistas de este punto han decidido dejar de trabajar.

Algunas de estas organizaciones han incrementado la tarifa de extorsión. Los transportistas de este punto denunciaron que una de estas bandas criminales aumentó la tarifa en 20 mil lempiras. Otra organización les exige 30,000 lempiras más.

La FNAMP insta a los transportistas que hagan las denuncias pertinentes para generar las capturas pronto. Las denuncias se pueden interponer a través de la línea 143 y 911.