Ante la saturación de hospitales las muertes por Covid-19 se hacen más frecuentes en Honduras

0
662

Tegucigalpa.- La situación de la pandemia por coronavirus en Honduras con pasar de los días parece complicarse más, pese a que en el país la vacunación está subjetivamente “avanzada”.

En las últimas semanas se ha venido incrementando el número de pacientes que mueren en los centros de estabilización de la capital y en la zona norte de Honduras, ante la alta positividad y ocupación hospitalaria que se registra por el Covid-19.

Para la presente semana ocurrieron varias muertes sospechosas de coronavirus en diferentes triajes del país. Estos centros de atención no están pensados para proceder con pacientes graves de la enfermedad, pero debido a la saturación de los hospitales, muchos tuvieron que recibir tratamiento preliminar en estos lugares.

Recuento de muertes

El lunes 2 de agosto falleció un hombre con sospechas de Covid-19 en el centro de triaje ubicado en el centro cívico Enma Romero, en el municipio de Choloma, departamento de Cortés.

El 3 de agosto se reportó la muerte de un hombre de 65 años de edad mientras recibía asistencia médica en el centro de triaje de la colonia Mayangle de Comayagüela.

Un día después, una octogenaria falleció en el triaje ubicado en el Instituto Jesús Milla Selva en la capital hondureña.

El 5 de agosto se informó de la muerte de cuatro personas en el triaje del Bulevar del Norte de San Pedro Sula, según confirmó la doctora Lesbia Villatoro.

“Hemos visto un incremento sustancial en cuanto a la cantidad de pacientes referidos, lamentablemente en las últimas 48 horas hemos tenido cuatro fallecidos en el centro de triaje del Bulevar del Norte”, indicó.

Asimismo, el pasado viernes se reportó el fallecimiento por coronavirus de un paciente femenino de 96 años en el centro de triaje del Instituto Jesús Milla Selva en la colonia Kennedy de Tegucigalpa.

En total se contabilizaron ocho muertes de personas vinculadas del virus en centros de estabilización, pero también hubo muertes en días anteriores; el 31 de julio se conoció el deceso por sospechas de Covid-19 de un paciente renal en el centro de triaje de la colonia Mayangle, y otra paciente perdió la batalla contra la enfermedad el 30 de julio en el centro de triaje de la Universidad Católica de Honduras (Unicah), en Comayagüela. También ese mismo día una persona murió en el triaje instalado en el Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop), de San Pedro Sula, Cortés.

De acuerdo con los médicos, las víctimas son pacientes que llegan muy complicados y que necesitan una atención hospitalaria de inmediato, porque llevan entre 10 y 12 días de síntomas muchas veces automedicándose en sus casas.

Letalidad aumentó

El doctor César Arita apuntó que mortalidad por Covid-19 en Honduras ha aumentado en el último mes principalmente porque la población ha descuidado las medidas de bioseguridad.

“Hemos tenido un aumento significativo de los casos, no ha habido una baja o disminución de manera imperativa pese a que se inició con los procesos de inoculación; pero la población se ha relajado, no ha tomado conciencia por más que los médicos y medios de comunicación estemos día con día diciéndoles que no descuiden las medias de bioseguridad”, dijo.

El galeno precisó que, “tenemos que la letalidad aumentó de un 2.8 a 3.6 por ciento, esto nos llama la atención porque el aumento de casos se está dando en la población joven”.