Ana García: «Quien enfrentó a los delincuentes, enfrenta una pena mayor que los asesinos más terribles»

0
382

Tegucigalpa.- La exprimera dama Ana García señaló que la sentencia del expresidente Juan Orlando Hernández (2014-2022) es mayor que la de grandes capos del narcotráfico hondureño que han sido condenados en Estados Unidos.

Ningún presidente va a querer a partir de ahora enfrentar a los narcos o colaborar con la DEA, dijo, al tiempo que expresó al final la verdad saldrá a la luz.

Anunció una ofensiva judicial para darle vuelta a la sentencia y pidió a EEUU que les permita a la familia visitar al exmandatario hondureño.

Ana García compareció ante los periodistas frente a su residencia, junto a sus hijas: Ana Daniela e Isabel Hernández y su suegra Elvira Alvarado.

“Quien enfrentó a los delincuentes enfrenta una pena mayor que los asesinos más terribles que ha tenido Honduras”, declaró García de Hernández.

Reiteró que su esposo Juan Orlando Hernández es inocente de cada uno de los cargos por los que fue sentenciado en una Corte de Nueva York.

Consideró que la sentencia de este miércoles es el fin del capítulo uno, señalando que ha estado caracterizado por una serie de injusticias que se han venido dando.

“Tenemos fe, esperanza y confianza en Dios que la justicia prevalecerá, el sistema de justicia ha premiado a quienes dirigen los carteles de las drogas y que la DEA permite que ingrese a los Estados Unidos”, expresó la exprimera dama.

Reprochó la conducta de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), de solo perseguir el narcotráfico de la frontera de México hacia abajo.

La exprimera dama señaló que con esta sentencia ningún país ni mandatario querrá enfrentar a los delincuentes ni colaborar con la DEA.

“Nos hace sentir decepcionados e indignados ante la injusticia, Juan Orlando Hernández fue víctima de linchamiento judicial mediático y producto de negociaciones políticas”, opinó.

El propio sistema de justicia de EEUU se verá afectado porque ya sea hoy o mañana o pasado mañana la verdad saldrá a la luz, prevalecerá y dejará a la luz la conspiración, predijo.

Prometió que la familia del expresidente luchará hasta las últimas consecuencias, no bajarán los brazos y que no se sienten derrotados.

Ana García mandó un mensaje a Juan Orlando Hernández que tenga fe en Dios, indicando que en este camino vencerá esta prueba y que su familia seguirá trabajando para que regrese a Honduras.

Adelantó que el siguiente paso es el capítulo dos que es el proceso de apelación contra el proceso del juicio para darle vuelta al veredicto.

También mandó un mensaje al gobierno de EEUU mediante la embajadora Laura Dogu “que nos respeten el derecho humano de poder ver a nuestro esposo mientras dura este proceso”.

Invitó a la población hondureña que los acompañe en la cruzada de la familia para demostrar que el exmandatario hondureño es inocente.

Posteriormente, la hija de JOH, Isabel Hernández, calificó este día como triste para la familia y en la que “el mal triunfa sobre el bien”.

Ironizó que en el día contra la corrupción el sistema de justicia de EEUU condenara a un inocente por un plazo de 45 años.

“Le creyeron más a mentiras de narcotraficantes que tenían que ganar más que las acciones concretas de mi papá en su lucha contra el narcotráfico”, reprochó.

Isabel Hernández recordó que cuando su padre fue mandatario luchó de manera incansable por el bien del país.

“Recuero que mi padre nos decía que esta lucha nos podría traer consecuencias, me puede traer consecuencias, pero nunca nos imaginamos que las mentiras de narcotraficantes iban ser utilizados por sectores oscuros de la DEA y de fiscales que buscaban hacer un nombre”, exteriorizó.

Por su parte, Ana Daniela Hernández lamentó que no pueda estar con Juan Orlando Hernández con su padre en Nueva York al momento que le dictaron esta sentencia.

“Como es posible que los verdaderos narcotraficantes tengan a su familia con ellos en juicios mientras mienten, mientras nosotras nos negaron la oportunidad de estar con nuestro padre”, condenó.

Clamó al gobierno de EEUU que le permita tener la oportunidad de ver a su padre.