Ana García insiste en la inocencia de JOH: » El juez Castel sabe que no había ninguna causa probada contra mi esposo»

0
107

Tegucigalpa.- La exprimera dama Ana García de Hernández reiteró su convicción de que no existía ninguna causa probada contra su esposo, el expresidente hondureño Juan Orlando Hernández, quien fue condenado a 45 años de prisión más cinco años de libertad vigilada por delitos de narcotráfico en Estados Unidos.

«El juez Kevin Castel sabe muy bien que no había ninguna causa probada contra mi esposo,» afirmó García, subrayando su confianza en el sistema judicial.

García de Hernández expresó su esperanza en que, al interponer una apelación, un tribunal compuesto por tres jueces revisará las supuestas irregularidades y la falta de defensa adecuada que, según ella, caracterizaron el juicio. «Tarde o temprano, tal vez mañana o quizás después, la mentira será derrotada, la verdad prevalecerá y se hará justicia,» aseguró, confiada en la eventual liberación y reivindicación de Hernández.

La exprimera dama también compartió sus sentimientos de tristeza y desilusión al escuchar la sentencia del juez Castel, quien declaró que las acciones de Hernández habían perjudicado a Estados Unidos y su gente. García recordó las colaboraciones entre su esposo y altos funcionarios estadounidenses en la lucha contra el narcotráfico, mencionando visitas de diplomáticos, militares y congresistas a su residencia para coordinar esfuerzos.

«Me sentí muy triste de escuchar esas declaraciones porque el mismo gobierno de los Estados Unidos, las personas que estuvieran antes en esta función, trabajaron de la mano con mi esposo diariamente para lograr bajar los niveles de tránsito de la droga,» comentó García, negando que las acciones de Hernández hayan dañado a Estados Unidos. En cambio, acusó a los narcotraficantes de ser los verdaderos responsables del daño, criticando su uso por parte de la DEA.

Como precandidata presidencial, Ana García defendió las acciones de su esposo, argumentando que estaban orientadas a proteger a miles de hondureños de la violencia derivada del narcotráfico.

«Quienes le han hecho daño a Estados Unidos y nuestro país son los narcotraficantes, esos asesinos confesos que fueron utilizados por la DEA,» reprochó, reafirmando la inocencia de Hernández.

El expresidente hondureño Juan Orlando Hernández fue condenado esta semana en Estados Unidos tras ser declarado culpable de tres delitos relacionados con el narcotráfico, un veredicto que su esposa y defensora principal espera revertir mediante una apelación que revele las supuestas injusticias cometidas en el proceso judicial.