Aclaran que el cierre de calles en la capital sería en las zonas donde circularán los invitados a la toma de posesión

0
312

Tegucigalpa.-El miembro de la comisión de Transición de la presidenta electa, Xiomara Castro, Sergio Rivera, indicó que solo serían algunas calles de la ciudad capital las que serían bloqueadas, y no un cierre total de Tegucigalpa para el próximo 27 de enero, día de la toma de posesión.

“Yo entiendo que no se hará un cierre total. La disposición que se ha emanado es en función de las recomendaciones de los equipos de seguridad de los mandatarios que se harán presente en el país”, dijo.

Rivera detalló que la recomendación de los equipos de seguridad es proteger las zonas por donde estarán hospedados los altos dignatarios.

“No conozco a nadie que haya dicho que en toda la ciudad es el cierre, recordar que es un día de trabajo, pero si se cumplirá el protocolo de seguridad tanto nacional y extranjero”, apuntó.

Del mismo modo, comentó que la seguridad del evento en una gran responsabilidad porque son dignatarios de alta investidura los que vendrán a Honduras, tomando en cuenta que en la nación centroamericana hay un alto índice de criminalidad.

“El evento debe tener la garantía para que los invitados vengan sin ningún peligro”, afirmó.

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, será una de las asistentes a la toma de posesión de la presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro, este próximo 27 de enero.

También los mandatarios Nayib Bukele, de El Salvador; Laurentino Cortizo, de Panamá, y Gabriel Boric, de Chile, están confirmados para estar presentes en la investidura de Xiomara Castro.

Igualmente se contará con la presencia de los expresidentes Evo Morales, de Bolivia; José Luis Rodríguez Zapatero, de España; Fernando Lugo, de Paraguay, y Leonel Fernández, de República Dominicana.

Los cancilleres de México, Marcelo Ebrard, y de Venezuela, Félix Plasencia, y los primeros ministros de Aruba, Evelyn Wever-Croes, y de Belice, Johnny Briceño, son otros dignatarios que confirmaron su asistencia.

Desde la empresa privada no están a favor de cerrar la circulación total de Tegucigalpa para el día de la toma de posesión de la presidenta electa, Xiomara Castro.

De ocurrir una situación similar, se paralizaría toda actividad socio económica de los diferentes sectores que convergen en la capital hondureña.