Xiomara Castro pide elegir un Supremo que recupere la confianza en el sistema judicial

0
66

Tegucigalpa.- La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, le pidió este miércoles a los diputados del Parlamento de su país que elijan un Supremo que recupere la confianza en el sistema judicial, salpicado en el pasado reciente por denuncias de corrupción de jueces y magistrados.

«Diputadas y diputados, les solicito respetuosamente que inicien la legislatura eligiendo una Corte Suprema de Justicia que recupere la confianza perdida en el sistema judicial», subrayó Castro en un mensaje grabado en video enviado desde Argentina, adonde viajó el sábado para asistir el martes a la VII Cumbre de la Celac.

Los quince nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia, que se presume serán electos este miércoles, deben ser escogidos «sin aceptar injerencias de quienes por años pusieron precio a la justicia», dijo la mandataria hondureña en su mensaje con ocasión de la instalación del segundo período de sesiones del Parlamento hondureño.

Es costumbre que el 25 de enero de cada año los titulares de los tres poderes del Estado, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, rindan un informe del año anterior de su gestión, en un acto al que asisten además el cuerpo diplomático, entre otros invitados.

Este año, la presidenta hondureño delegó su representación en la designada presidencial (vicepresidenta) Doris Gutiérrez, quien dio lectura a algunas de las ejecutorias del Ejecutivo en su primer año de mandato, que se cumplirá el próximo viernes.

Castro señaló además que «los grupos de poder, económico y transnacional, quieren una Corte a su medida», y a renglón seguido expresó: «no lo permitamos».

Entre otras cosas, dijo que en su primer año de mandato ha logrado sortear una serie de obstáculos que han puesto a prueba su firme decisión de transformar a su país.

Añadió que encontró un acelerado deterioro de las finanzas públicas en todas las esferas gubernamentales, un alto nivel de endeudamiento y una tragedia humana de más de seis millones de personas sometidas a la pobreza extrema.

«Puedo afirmar que Honduras estaba condenada al fracaso y la desarticulación de haber seguido por la senda que se nos arrastró durante los últimos trece años, entregando nuestro territorio con el proyecto de las Zede (Zonas Económicas de Desarrollo), las redes de corrupción público-privadas, los fraudes electorales, el narcotráfico y la privatización de las empresas públicas», recalcó.

En medio de la profundización del modelo neoliberal, según indicó Castro, lo único que se ha derramado sobre los hondureños es miseria, desempleo, hambre, enfermedades e incontables privaciones.

«Encontramos una inflación y una incontrolada alza de los carburantes, todo producto de la crisis capitalista que afecta a todos los pueblos del mundo entero. Y en el empeño de sostener su sistema saturan de armas, perpetúan guerras y hasta impulsan un peligroso resurgimiento del fascismo en el mundo», expresó la mandataria.

También expuso sobre la obra social y material que ejecutará su Gobierno en 2023, además de la lucha contra la corrupción.

«No tenemos permiso para descansar hasta sentar las bases de un sistema justo, democrático y socialista», acotó.

Luego del mensaje de Castro y su representante ante el Parlamento, el turno fue para el titular del legislativo, Luis Redondo, quien resaltó los logros de ese poder el Estado en su primera año de labores.

El presidente saliente de la Corte Suprema de Justicia, Rolando Argueta, quien el martes anunció que asistiría al Parlamento si habían garantías para poder acceder, no lo hizo.

Al iniciar la instalación del segundo período de sesiones del Parlamento, la bancada del Partido Nacional, primera fuerza de oposición (con 44 diputados), se salió y uno de sus portavoces dijo que no acompañarían esa ceremonia.

El diputado Tomás Zambrano dijo a los periodistas que no acompañarían la sesión, pero que esperan la convocatoria para la elección de los quince nuevos magistrados del Supremo, lo que posiblemente no ocurra este martes por falta de consensos, según uno de los vicepresidentes, Hugo Noé Pino, del gobernante Partido Libertad y Refundación (Libre).

Si los nuevos magistrados no son electos este miércoles, no se altera el orden porque tienen dos semanas más para hacerlo. EFE