Un millón de familias latinas de la industria musical sufren la pandemia

0
550
Trabajadores construyen plataformas para un concierto de los Rolling Stones en el Estadio Olímpico de Lausanne, Suiza. EFE/Lauren Gillieron/Archivo

Miami– Las medidas de confinamiento social para contener los contagios del coronavirus han suspendido de forma indefinida los conciertos, lo que ha afectado directamente a millones de personas que dependen económicamente de todas las actividades de promoción musical y presentaciones en vivo.

«Estamos hablando de alrededor de un millón de familias en el mundo hispano, que incluyen a músicos, ingenieros de sonido, personal de seguridad, de luces, etcétera», dijo a Efe Jesús López, presidente de Universal Music en América Latina y la península Ibérica.

«El efecto de la pandemia en la industria de la música ha sido catastrófico», expresó por su parte Bruno del Granado, encargado del ala latina de Creative Artist Agency, una de las agencias de representación artística y deportiva más grandes del mundo.

«El grueso de los ingresos de los artistas hoy en día viene de los ingresos de los conciertos y la venta de toda la mercancía. Los únicos que están ganando dinero hoy en día son los que componen sus propias canciones o los gigantes en ‘streaming'», agregó del Granado.

Para 2020 se habían planificado giras mundiales de algunos de los mayores nombres de la música latina como Alejandro Fernández, Alejandro Sanz y Juanes.

Si las cosas hubieran sido diferentes, Enrique Iglesias, Ricky Martin y Sebastián Yatra estarían por comenzar su primera gira juntos y Romeo Santos estaría cerrando la segunda parte de su gira con Aventura, la icónica banda de bachata que le dio fama mundial.

«Eso implica que toda esa gente que ahora está sin ingresos estaría viajando de ciudad en ciudad para armar y desarmar equipos y escenarios. Siendo músicos de apoyo. Hay muchísima gente afectada», subrayó López, quien ha trabajado para que los gobiernos incorporen a este personal en los programas de ayuda para los trabajadores de la cultura.

«Espero que algo bueno que salga de esta crisis es esa diferencia de la baja cultura y la alta cultura. Todos son artistas e industrias conexas y todos aportan a la cultura”, agregó.

ARTISTAS SOLIDARIOS

«Nosotros les pagamos a nuestro equipo lo que habrían ganado en las fechas que ya teníamos confirmadas. Es lo menos que podemos hacer para ayudar a esta gente que son como nuestra familia», afirmaron a Efe los hermanos Montaner, que conforman el dúo Mau y Ricky.

«Eso es algo que me quita el sueño», reveló el cantautor colombiano Carlos Vives, quien en sus varias empresas tiene unos 400 trabajadores. Se siente «responsable» por su futuro y está decidido a apoyarlos financieramente, aunque «se hayan reducido los ingresos».

El productor y compositor Emilio Estefan, uno de los más importantes de la música latina, afirmó que su equipo en el área de la música «sigue trabajando», aunque sí ha debido cesar a algunos de sus empleados en sus hoteles y restaurantes, que han «sido muy golpeados por los cierres».

UN MOMENTO DE APRENDER

Para Lex Borrero, presidente de la empresa multimedia NEON16, «este es un momento para reinventar la forma de distribuir la música y de que los artistas paren un poco y se enfoquen en lo que tienen que decir».

«Nosotros les decimos a los que representamos que aprovechen para aprender, para avanzar su educación, para explorar cosas que les interesaban para las que no tenían tiempo», explicó a Efe Borrero, quien es socio con el productor Tainy y trabaja con artistas como Dylan Fuentes.

La cantante puertorriqueña Ednita Nazario señaló que en estos momentos «los artistas mayores, que hemos pasado por épocas de vacas flacas tenemos muchas enseñanzas que pasarles a los más jóvenes que solo han vivido esta época en la que la industria de la música se ha recuperado».

Los artistas que han podido han sumado sus esfuerzos a través de MusicCares, una iniciativa de la organización Grammy, para ayudar a la gente más necesitada industria.

Además, las principales empresas que producen giras a nivel mundial se han asociado con el mismo fin y sus ejecutivos y los de otras disqueras han cabildeado para que las legislaturas de los países les incluyan en las iniciativas de apoyo económico a las víctimas de la pandemia.

Alicia Civita