Tres políticos de Honduras rechazan los señalamientos de EE. UU. por corrupción

0
165

Tegucigalpa.- Dos diputados oficialistas y un asesor de la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, expresaron este jueves su rechazo a la sanción emitida por EE.UU., por acusaciones de corrupción en su país, por considerar que se trata de una injerencia de Washington. 

Se trata del vicepresidente del Parlamento, Rasel Tomé; el diputado Edgardo Casaña y el exministro de la Presidencia y actual asesor de Castro Enrique Flores Lanza.  

Los tres políticos fueron incluidos en el listado de 60 personas de El Salvador, Honduras, Guatemala y Nicaragua sancionadas por el Gobierno de Estados Unidos con el retiro de su visa y la prohibición de ingresar a su territorio.

Tomé indicó que su inclusión en la conocida como «lista Engel» de actores corruptos y antidemocráticos, obedece a ataques de «grupos rabiosos de poder».

«Tienen rabiosos a los grupos de poder, que tienen correa y los une a la Embajada de EE.UU. y los lobistas corruptos de Washington, por eso hoy nos atacan con una lista denominada Engel», subrayó Tomé, diputado por el gobernante Partido Libertad y Refundación (Libre, de izquierda).

Casaña afirmó que el listado demuestra «la hipocresía del Departamento de Estado de Estados Unidos. Esta gente sigue negándose a reconocer el golpe de Estado en este país y que acá en Honduras podamos reconstruir el Estado de Derecho que ha sido asaltado”.

“Esto es pura injerencia», subrayó Casaña, quien asegura que ha sido incluido en la lista por «haber conquistado 300 lempiras (unos 12 dólares) de aumento para los jubilados de Honduras en el 2010”.

ASESOR PRESIDENCIAL: INCLUSIÓN EN LISTA ES UN ERROR

Por su parte, Flores Lanza dijo que se trata de «un error del Departamento de Estado que pretende con estas acciones injerencistas negar el derecho al pueblo hondureño para el golpe de Estado y rescate de la patria que fue secuestrada por una dictadura».

Agregó que «el manejo político de esa lista no obedece a un interés de apoyar al pueblo hondureño, apoyar su democracia o combatir la corrupción, sino que se trata de castigar a aquellos que consideran no amigable».

Lanza cree que su inclusión y la de los dos diputados oficialistas en la «lista Engels» puede ser una represalia de EE.UU. porque la presidenta hondureña no asistió en junio a la IX Cumbre de las Américas celebrada en Los Ángeles.

«Creemos que la relación con Estados Unidos quedó signada a partir de que la presidenta Xiomara Castro no asistió a la Cumbre de las Américas, ellos en ese momento nos pusieron un sello de no amigables y están tomando acciones junto a señales tanto para el Congreso como para el gobierno que no están conformes con lo que nosotros estamos haciendo», enfatizó.

El Gobierno hondureño expresó el miércoles «su rechazo categórico» a la lista Engels al considerar que es un «documento motivado políticamente e injerencista»

«Rechazamos categóricamente las acciones y despropósitos de esta publicación que constituye de forma inequívoca en un intento por validar este crimen y desconocer que nos impuso una narco dictadura, que oprime y persigue implacablemente a compañeros mencionados injustamente en esta lista, quienes todavía este día siguen pagando el alto costo por defender nuestra democracia», subrayó la Cancillería hondureña en un comunicado.

Señaló que la «naturaleza e intención de esta lista denota una permanente manipulación y una política intervencionista que muchas veces en el pasado ignoró los motivos que ahora invoca». EFE