Sociólogo hondureño dice haber encontrado el “truco” del Partido Nacional para ganar las elecciones

0
152

Tegucigalpa.-El truco estaría en la misma Ley Electoral, de ahí sus intenciones no son propiamente el legislar por una nueva Ley Electoral, desafortunadamente la oposición le ha seguido el juego, apostando con ello por una convulsión política consideró el sociólogo hondureño Julio Navarro.

En opinión de Navarro y a juzgar por el accionar legislativo durante los últimos dos años, El Congreso Nacional no va a aprobar una nueva normativa electoral, en apariencia, por falta de acuerdos, pero en el fondo es que el tema ha sido llevado de la mejor forma posible por el Partido Nacional hacia sus propios intereses y hasta ahora le ha dado resultado positivo consideró Navarro.

“Con esta Ley Electoral, el Partido Nacional se ha dado cuenta que ha ganado tres procesos electorales consecutivos, todos llenos de sospechas, con sobre representación en las mesas y organismos electorales. Entonces, al Partido Nacional no le conviene una nueva ley”,

Consideró que, a escasos meses para la celebración de las elecciones generales, no habrá reformas ni tampoco se va a aprobar una nueva ley, por lo que se va a ir a elecciones con la misma ley de hace cuatro años y naturalmente se tendrán las mismas dudas, la misma falta de credibilidad y las mismas sospechas en el manejo de las urnas, de ahí su consideración para una convulsión política.

Pero no todo es ‘peras en miel’ para el Partido Nacional y advirtió que “el partido en el poder está por un camino equivocado, ya que los espacios para cometer fraude se están agotando debido a que será uno de los procesos con mayor observación nacional e internacional”, apuntó.

Agregó que “El Partido Nacional, si tuviera un análisis correcto de lo que está pasando, fuera uno de los promotores de la segunda vuelta para garantizar la posibilidad de disputar el poder porque yo soy de los que cree que el Partido Nacional va a ser derrotado haya alianzas Inter partidarias o no”, vaticinó con seguridad.