Sentencia de Tony Hernández es una vergüenza para la justicia de Honduras.

0
326

Tegucigalpa.– El exfiscal Edmundo Orellana expresó que, la sentencia de cadena perpetua más 30 años de cárcel para Juan Antonio Hernández, es el comienzo de lo que se viene para Honduras en el futuro cercano.

Orellana estimó que, el hecho que Estados Unidos haya tenido que enjuiciar a Hernández, es una vergüenza para la justicia de Honduras.

También dijo que, esta acción se debe traducir como lo que viene para Honduras, tras conocer la sentencia de Kevin Castel.

“Seguramente como han señalado los fiscales, han dicho claramente que Tony Hernández estuvo involucrado con otros funcionarios con su hermano, militares y políticos”, añadió el funcionario.

“En todo caso, es un anuncio de que la justicia federal de Estados Unidos va contra esos que han sido señalados ahí también”, aseguró Orellana Mercado.

De esta manara el jurista señaló que, lo que se espera es que Juan Antonio no salga vivo de la cárcel.

“Esos 30 años son irrelevantes, lo importante es la cadena perpetua”, concretizó el jurista.

Por otro lado, las opiniones de otros legistas apuntan a que los 30 años son irrevocables y en una posible apelación esa sentencia le impedirá defenderse en libertad.