Rusia repasa su plan económico en medio de aumento de la COVID y la pobreza

0
84
putin
EFE

Moscú, 23 sep (EFE).- El Gobierno ruso repasó hoy el plan nacional de recuperación de la economía, dotado de casi 64.500 millones de euros, en un momento en el que los casos de coronavirus vuelven a aumentar y el número de pobres ha subido a 20 millones de rusos.

«Todos entendemos que la propagación el coronavirus ha afectado los ingresos de los ciudadanos y las dinámicas de la economía en su conjunto. Tenemos que reactivar procesos positivos y avanzar», dijo el primer ministro, Mijaíl Mishustin, en el consejo de ministros.

El plan de acción bienal pretende restaurar con unas 500 medidas el empleo y la demanda, apoyar a autónomos y pymes, lanzar un nuevo ciclo de inversión, mejorar el clima empresarial y acelerar el desarrollo tecnológico, además de aumentar las exportaciones y reducir las importaciones.

El programa, que tiene un coste de unos 5 billones de rublos (64.408 millones de euros o 71.725 millones de dólares), es la respuesta del presidente ruso, Vladímir Putin, a la pandemia del coronavirus.

Esta ha causado una contracción del PIB del 3,4 % en el primer semestre y provocado un desempleo del 6,4 % y una caída de al menos un 3 % de los ingresos de los ciudadanos.

AUMENTA LA POBREZA

La pandemia ha generado además un aumento de la pobreza en Rusia en los últimos meses, que ha obligado a Putin a intervenir.

El presidente ruso admitió hoy en un discurso en el Kremlin ante los miembros del Consejo de la Federación (Senado) que los niveles de pobreza «recientemente han empeorado debido a la epidemia» del coronavirus.

Entre abril y junio, es decir en plena propagación de la COVID-19, el número de rusos con ingresos por debajo del nivel de subsistencia (11.468 rublos en el segundo trimestre, es decir 150,6 dólares o 128,4 euros) aumentó en 1,3 millones de personas, hasta 19,9 millones, lo que representa el 13,5 % de la población.

«Quisiera llamar la atención de nuevo sobre una de nuestras tareas clave, que es reducir el nivel de la pobreza. Este problema ha sido y, desafortunadamente, sigue siendo uno de los más dolorosos para nuestra sociedad», recalcó Putin.

De no lograr frenar la tendencia a la baja, el problema aún se agravará más, dado que la pandemia no tiene visos de acabar pronto.

AUMENTO DE CASOS DE CORONAVIRUS

Rusia, con 1.122.241 casos de COVID-19, es el cuarto país del mundo por número de contagios y vuelve a acercarse a los 6.500 casos diarios, cifras no vistas desde principios de julio.

Sobre todo en Moscú, principal foco de la pandemia en Rusia, vuelven a aumentar los contagios y la capital rusa roza ya los 1.000 nuevos casos diarios.

Las autoridades sostienen que todo está bajo control y Putin, quien hoy aseguró que el sistema sanitario está «preparado para resistir de manera eficaz al coronavirus y a la temporada de gripe», apuesta fuerte por las vacunas rusas.

Rusia está a punto de registrar el próximo día 15 su segunda vacuna, la «EpiVacCorona», después de «Sputnik V» en agosto pasado.

Para el presidente ruso, la receta para apoyar a los ciudadanos que tienen en general ingresos bajos, es, además de tratar de recuperar ya para 2021 los niveles de empleo anteriores a la crisis y las ayudas sociales, una educación asequible y de alta calidad, así como la creación de trabajos modernos.

«Tenemos que lograr que la gente vuelva al trabajo normal», sostuvo Putin, quien anunció que el próximo año las pensiones serán indexadas en un 6,3 %, lo que es más de 1,5 veces la tasa de inflación prevista para 2021 (3,7 %).

El plan de acción nacional del presidente ruso se aplica ya, pero se está «sincronizando» con el proyecto presupuestario para los próximos tres años, como recordó este miércoles Mishustin.

MÁS DINERO PARA LA ECONOMÍA QUE PARA DEFENSA

Y por primera vez en siete años, la partida la economía nacional recibirá el próximo año más financiación que la defensa, 3,37 billones de rublos contra 3,11 billones (43.772 millones de dólares frente a 40.395 millones de dólares, o 37.517 millones de euros versus 34.621 millones de euros), según el diario económico «RBK».

El proyecto presupuestario parte de una contracción del 3,9 % del PIB este año para volver a crecer un 3,3 % el próximo.

El Gobierno confía en que la economía alcanzará el nivel previo a la crisis en el tercer trimestre de 2021, algo que para algunos, como el exministro de Finanzas y presidente del Tribunal de Cuentas, Alexéi Kudrin, suena «demasiado optimista».

Y es que los ingresos han bajado en más de un 11 % y los gastos se han incrementado en más de un 23 %.

El Ejecutivo en general es optimista de que el próximo ejercicio fiscal solo vea datos macroeconómicos positivos: los ingresos reales disponibles deberían aumentar un 3 % el año que viene, los salarios un 2,2 % y el desempleo bajar al 5 %.

Rusia, muy estricta con la regla presupuestaria para mantener la estabilidad macroeconómica, permitirá como excepción que la deuda suba hasta el 20 % y el déficit al 4,4 % para afrontar las consecuencias del coronavirus en la economía y la población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here