Rinden honores a cuatro policías fallecidos en tiroteo en juzgado de Honduras

0
263

Tegucigalpa. La Policía Militar de Orden Público y la Policía Nacional de Honduras han rendido este viernes honores a sus cuatros agentes fallecidos ayer en el norte del país durante un tiroteo perpetrado en un tribunal para liberar a un líder pandillero acusado por cinco delitos de asesinato.

Los cuerpos de los dos policías militares muertos llegaron hoy en un avión de la Fuerza Aérea Hondureña a la Base Aérea Hernán Acosta Mejía, en Tegucigalpa, donde fueron recibidos con honores por compañeros de la institución.

Los féretros fueron cubiertos con la bandera de Honduras y trasladados en una caravana desde la base aérea al cuartel de la Policía Militar, en la capital hondureña, donde se sucedieron innumerables escenas de dolor y lágrimas de sus familiares que les esperaban.

Los ataúdes con los restos mortales de los policías militares fueron introducidos en la iglesia de la institución a hombros por sus compañeros, donde permanecerán al menos dos horas y luego serán entregados a sus familiares, que los trasladaran hacia sus lugares de origen en el interior del país, en donde serán sepultados mañana.

El sargento raso Wilmer Antonio Poso Rodríguez y el policía militar Rony Mauricio Rodríguez fallecieron ayer en un tiroteo en un tribunal de la ciudad de El Progreso, departamento norteño de Yoro, en el que hombres armados irrumpieron para liberar a Alexander Mendoza, líder de la Mara Salvatrucha (MS13).

El portavoz de la Policía Militar, Mario Rivera, dijo a periodistas que la institución vive «momentos difíciles» tras la muerte violenta de dos «héroes y compañeros de armas» que murieron en el cumplimiento del deber.

Al menos una veintena de hombres vestidos de agentes de la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas y la Policía Nacional ingresaron a las instalaciones del juzgado donde se desarrollaba una audiencia contra Mendoza, a quien lograron liberar tras enfrentarse con los policías y militares que lo custodiaban.

La Policía Nacional de Honduras también rindió honor en El Progreso a los agentes Gerlin Oswaldo Ríos y Alber Faviel Lanza.

Los cuerpos de los dos agentes policiales también fueron entregados a sus familiares para su velatorio y posterior sepelio.

Las autoridades de Honduras han detenido a al menos seis personas señaladas de perpetrar el tiroteo, que dejó además un supuesto pandillero muerto.

El portavoz de la Policía Nacional en la norteña San Pedro Sula, Marlon Miranda, dijo a periodistas que al menos seis hombres fueron detenidos y que hallaron abandonado un vehículo que habría sido utilizado en el hecho violento.

Las autoridades confiscaron un arsenal de 55 armas de fuego como parte del operativo emprendido desde el jueves para dar con el paradero del líder pandillero y sus cómplices.

El Gobierno hondureño ha ofrecido 2 millones de lempiras (un poco más de 81.000 dólares) como recompensa a quien facilite información para capturar al líder pandillero, quien es acusado de cinco delitos de asesinato y es sospechoso de participar en el asesinato de las fiscales Marlene Banegas y Patricia Eufragio, en octubre de 2014.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here