Reprograman hasta enero de 2022 juicio oral en caso de Hospitales Móviles

0
274
Cortesía

Tegucigalpa.- El Tribunal de Sentencia en materia de corrupción reprogramó hasta el 19 al 31 de enero de 2022 el juicio oral contra los responsables del caso de Hospitales Móviles.

Los imputados son Marco Bográn y Alex Moraes, exdirector y exadministrador de Inversión Estratégica de Honduras,

Ambos son acusados por el Ministerio Público por la presunta comisión de los delitos de fraude y violación de los deberes de los funcionarios.

Originalmente, el juicio oral estaba programado del 30 de noviembre hasta el 10 de diciembre, sin embargo, las partes procesales solicitaron prorroga debido que no ha finalizado la pericia.

Antecedentes

En este caso también es imputado Axel López por dos delitos de fraude a título de cooperador necesario.

De acuerdo a las investigaciones del Ministerio Público, el Estado a través de Invest-H compró siete hospitales móviles entre marzo y abril de 2020 para contrarrestar los efectos de la pandemia.

El ente acusador responsabilizó a Marco Bográn y Alex Moraes de violentar los principios de contratación pública al realizar la compra directa de los sanatorios móviles con el representante legal de ELMED Medical System INC, Axel López.

El costo de los hospitales y sus plantas de tratamiento fue de 47 millones 512 mil 564 dólares, es decir, mil 174 millones 517 mil 764 lempiras con 33 centavos.

El MP puntualizó que la adquisición de los siete hospitales móviles se realizó sin garantías de calidad, ni de cumplimiento, sin mantenimiento de oferta, sin un plazo fijo de instalación, sin autorización previa del consejo directivo de Invest-H y sin garantía del pago anticipado.

Recalcó que el proveedor no tenía la capacidad técnica para construir, fabricar y equipar hospitales.

El MP manifestó que el personal del departamento de adquisiciones de Invest-H advirtió del peligro de la compra por no haber mucha información del proveedor.

Adicionó que Marco Bográn tuvo comunicación con Axel López previo que la Secretaría de Salud le enviará la solicitud de compra.

Igualmente, el expediente remarcó que los informes biomédicos confirmaron que los equipos están sobrevalorados y no cumplen con la función de atención de pacientes con COVID-19 por problemas de diseño y equipamiento.