Presidenciable Milton Benítez se une a la candidata de Libre, Xiomara Castro

0
1086

Tegucigalpa. – El candidato del movimiento Honduras Humana, Milton Benítez y Xiomara Castro candidata por el Partido Libertad y Refundación (Libre), sellaron unidad y el pacto de «la firma en mármol».

«Faltan 16 días para la liberación del pueblo hondureño, yo me siento orgullosa compañero que usted como candidato a la presidencia se sume a este compromiso, que es el Pueblo que va a tomar el Poder» aseguró Xiomara Castro frente a seguidores del movimiento Honduras Humana.

La decisión de Benítez, viene a reafirmar la avasallante ventaja que tiene Xiomara Castro frente al oficialismo desgastado del Partido Nacional.

«Mis lágrimas hoy son de felicidad, en este salón donde tanto hemos luchado, dónde hemos velado a nuestros mártires que hoy recordamos, con está acción yo ya no tengo deuda con mí país. Hoy comienza un proceso de transformación, le garantizo al pueblo hondureño que no hay mejores manos para entregar esta encomienda sagrada que las de Xiomara Castro» destacó Benítez.

«Nunca había votado y hoy voy a votar, como todos los hondureños por Xiomara Castro, el pueblo no debe poner en riesgo esta victoria y debe salir a votar masivamente» agregó el líder de Honduras Humana.

Xiomara Castro le hizo una promesa a Benítez y a todo el pueblo de Honduras «esta unidad se escribe en mármol, porque es la unidad de todo el pueblo hondureño, tenemos una misión, interpretar el sentir y pensar del pueblo hondureño, porque es el pueblo hondureño el que asumirá el poder».

Y la líder de la oposición destacó «esta mujer que les habla será la próxima presidenta de Honduras, porque esta unidad que hemos construido con Salvador Nasralla y su partido PSH, esta unidad que hemos construido con Doris Gutiérrez y su partido el PINU y esta unidad que a la que patriotismo hoy se suma la Honduras Humana para darle un rostro humano a Honduras y a este pueblo, el pueblo está gritando con el corazón abierto ¡Es pa fuera que van! ¡Se van! ¡Ya se van!»

Castro de Zelaya firmó un acuerdo con Benítez para gobernar en favor de los más desfavorecidos y afirmó que «no les vamos a dejar ningún espacio, ni en las alcaldías, ni en el Congreso ni menos en la presidencia».