Premios Nobel de Física y Química reciben el galardón en Berlín

0
233

Berlín – Los profesores Benjamin List y Klaus Hasselmann, galardonados respectivamente con los premios Nobel de Química y de Física, recibieron este martes la distinción en Berlín en una ceremonia alternativa a la tradicional entrega de premios en Estocolmo.

El embajador de Suecia en la capital alemana, Per Thöresson, fue el encargado de entregar sendas medallas y diplomas a los dos científicos, a los que la Academia Sueca de las Ciencias decidió premiar el pasado mes de octubre.

El profesor List admitió al recoger el galardón que es «un poco triste» no poder hacerlo en Estocolmo, aunque después matizó que «no está en posición de quejarse» y se declaró feliz de recoger un premio «más allá del tiempo y del espacio, que se refiere al infinito y a la eternidad».

Por su parte Hasselmann, visiblemente emocionado, se declaró «conmovido» por haber recibido el galardón.

Debido a la pandemia de covid, es el segundo año consecutivo que el galardón, que cumple 120 años, no se celebra de la forma habitual; en esta ocasión los laureados reciben el premio en sus países de origen, rodeados de un pequeño número de asistentes.

Según dijo Thöresson durante la ceremonia, retransmitida en directo por internet, es particularmente adecuado que en los tiempos actuales reciban la distinción logros científicos relacionados con la lucha contra el cambio climático y con la sanidad.

El profesor Benjamin List, del Instituto Max Planck para la Investigación del Carbón, recibió el premio Nobel de Química junto con David W.C. MacMillan por el desarrollo de la organocatálisis asimétrica.

Esta herramienta para la construcción de moléculas en base a un nuevo tipo de catalizadores hace más eficiente los procesos de síntesis, contribuyendo a la investigación con nuevos fármacos y ayudando a que la química sea más ecológica.

Por su parte, el profesor Klaus Hasselmann del Instituto Max Planck de Meteorología fue premiado, junto con Syukuro Manabe, por sus modelos climáticos que permiten anticipar las consecuencias del calentamiento global.

Los métodos desarrollados por Hasselmann en la década de 1970 para vincular tiempo y clima han sido utilizados para demostrar que el aumento de temperatura en la atmósfera se debe a las emisiones humanas de dióxido de carbono.

La ceremonia de entrega tuvo lugar en la Casa Harnack del Instituto Max Planck en Berlín, que acogió conferencias de Albert Einstein en la década de 1920 y por la que han pasado más de 40 laureados con el premio Nobel. EFE