Postura de manos de JOH no tiene nada que ver con mensaje a maras y pandillas

0
418

Tegucigalpa.- El exdirector de la Policía de Inteligencia, Leandro Osorio; considera que las declaraciones del comisionado en condición de retiro, Henry Osorto en un foro de televisión sobre la postura de las manos del expresidente Juan Orlando Hernández, al momento de ser presentado tras su captura no tiene nada que ver con un mensaje para las estructuras de maras y pandillas.

El comisionado en condición de retiro, Henry Osorto en su participación en el foro de televisión Frente a Frente, señaló que; fotografía donde se muestra postura inusual en las manos del expresidente Hernández tiene significado, y calificó la posición de “muy erguida y fortalecida”.

“Esta enviando un mensaje a todos sus integrantes, a todos los miembros que estuvieron con él en cuestiones ilícitas, ya sea gabinete de gobierno, miembros de maras y pandillas u otras organizaciones criminales; que estén firmes de pie y que él se mantiene leal hasta la muerte, es un lenguaje que ellos entienden en todo su contexto, y saben el significado que tiene”, dijo el comisionado en condición de retiro.

En ese sentido el exdirector de la Policía de Inteligencia, Leandro Osorio reaccionó en esta casa de radio tras lo expresado por Osorto, “voy a disentir, considero que es algo normal que él (Juan Orlando Hernández) haya tenido las manos sujetándose las chachas en ese momento; no tiene nada que ver con estructuras de maras y pandillas”.

“Entiendo que él (Juan Orlando Hernández) es un megalómano, que tiene trastornos de personalidad única, sin embargo; considero que esta alejado de la realidad lo expresado en ese programa por Osorto Canales”, dijo Osorio.

Es así que, el exdirector de inteligencia catalogó de “acción natural” que cualquier persona puede tener al sujetarse las chachas que están presionando su cintura y pies.

Finalizó diciendo que, cualquiera hubiera hecho lo mismo en relación a la postura que se observa en la fotografía de las manos del exmandatario hondureño ya enchachado.