Portugal registra exceso de mortalidad también por causas ajenas a Covid-19

0
240
Piñera descartó este domingo que la expansión del virus se deba a ese llamado a retomar las actividades económicas, pero insistió en que las cuarentenas no pueden ser eternas.

Lisboa– Portugal registró 1.255 óbitos más que la media de la década anterior durante el primer mes después de que se produjese en el país la primera muerte por Covid-19, de los que un 51 % son atribuidos a patologías diferentes al nuevo coronavirus, según un estudio divulgado hoy.

El estudio, elaborado por la Escuela Nacional de Salud Pública de la Universidad Nova de Lisboa con datos de entre el 16 de marzo y el 14 de abril, señala no obstante que en ese 51 % puede haber enfermos de Covid-19 que no habían sido diagnosticados.

«Muchas personas ancianas murieron fuera del ambiente hospitalario, por ejemplo en instituciones o en casa, sin tener acceso a un test de diagnóstico», recoge el documento, que señala que además otros fallecidos con Covid-19 tienen comorbilidades asociadas y sus óbitos pueden haber sido clasificados con una causa diferente.

Los especialistas también atribuyen el aumento a personas con enfermedades agudas o crónicas que no buscaron ayuda médica por miedo a contagiarse y que acabaron falleciendo y a ciudadanos que, aunque acudieron al hospital, no recibieron el nivel de atención que recibirían en circunstancias normales porque los recursos estaban muy centrados en dar respuesta a la pandemia.

Por el contrario, en el mismo periodo se registró una «casi desaparición» de las muertes derivadas de causas externas, principalmente por accidentes de tráfico, debido a las restricciones a la circulación.

Esta gran caída «puede igualmente contribuir a que el exceso de mortalidad sea todavía mayor al valor que estimamos», agregan los investigadores, que matizan que las estimativas que presentan son «conservadoras» debido a estas variables.

En la segunda semana de abril, el número de muertes por Covid-19 bajó y el exceso de mortalidad «casi desaparece».

El aumento de óbitos afectó a las personas con más de 75 años «de forma desproporcionada», señalan los especialistas, que explican que en marzo y abril hubo 1.030 muertes más en esa franja de edad que en comparación con las medias diarias de los últimos seis años.

Portugal suma 762 muertes y 21.379 contagiados por coronavirus y este martes, por primera vez desde el inicio del brote, el número de recuperados (917) superó el de decesos. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here