Portugal recibe respiradores de Francia mientras siguen bajando los ingresos

0
302
EFE

Lisboa – Portugal recibió hoy 36 respiradores donados por el Gobierno francés para utilizar en las ambulancias, mientras siguen cayendo las cifras de hospitalizados, que se situaron en niveles mínimos de hace un mes y medio.

Los 36 respiradores fueron donados al Instituto Nacional de Emergencias Médicas (INEM) y pueden ser utilizados en el transporte de enfermos críticos a hospitales, así como en situaciones de urgencia, explicó la entidad en un comunicado.

Es una muestra más de la ayuda internacional que ha recibido Portugal en esta tercera ola, que dejó a los hospitales del país al borde del colapso.

Francia ya había enviado a un equipo de sanitarios que llegó a Portugal hace una semana, junto a otro similar procedente de Luxemburgo, y que se unió al contingente alemán militar que ya trabajaba en el país luso.

La tercera ola ahogó a los hospitales, donde se llegaron a rozar los 7.000 ingresados por covid-19, con más de 900 en unidades de cuidados intensivos, pero tras más de un mes de confinamiento el descenso de las cifras ya se siente en la sanidad portuguesa.

Este sábado, hay 3.284 personas hospitalizadas por el virus, la cifra más baja desde el 6 de enero y tras registrar una caída de 300 pacientes respecto al día anterior.

En cuidados intensivos hay 656 enfermos, 13 menos que el dato divulgado el viernes.

También han caído significativamente los contagios, que encadenan tres días consecutivos en torno a los 1.500 diarios, lejos del pico de 16.000 que se registró en enero.

Este sábado se notificaron además 76 muertes, un repunte respecto a las 67 de ayer.

En total, Portugal, con 10 millones de habitantes, suma 796.339 casos y  15.897 fallecidos desde que empezó la pandemia.

Pese a la caída de las cifras, el Gobierno avisó esta semana de que los hospitalizados y los decesos diarios todavía están lejos de la normalidad y por ello no tiene previsto desconfinar «en breve«.

Portugal está confinado desde el 15 de enero, medida que por ahora está en vigor hasta el 1 de marzo, pero que se espera que se alargue más allá de esa fecha. EFE