Polémica a lo interno del PSH ante el reclamo de plazas laborales en el nuevo gobierno

0
612

Tegucigalpa.-A lo interno del Partido Salvador de Honduras (PSH), en las últimas horas se generó una polémica por el reclamo de empleos dentro del gobierno de la presidenta Xiomara Castro.

El pasado domingo se filtró un audio de una reunión que sostuvieron miembros del PSH con el ministro de Desarrollo Económico y dirigente de este instituto político, Pedro Barquero, donde reclamaron puestos laborales.

Uno de los que se escucha en el audio es el doctor Erick Majano de San Pedro Sula, quien reclamó ser uno de los dos galenos que iban en la planilla de diputados del PSH y que quedó fuera del nuevo gobierno.

“En el departamento de Cortés, en la planilla fui candidato a diputado y solo habíamos dos médicos, el doctor Carlos Umaña y mi persona, ya se nombró el ministro de Salud -José Manuel Matheu- y como todos sabemos, el doctor Umaña ya está integrado en el Congreso Nacional”, dijo Majano.

“Es un poco penoso e inquietante, tenemos ya un ministro de Salud y que bueno que es de nuestro equipo, pero soy el único médico que estuvo en la panilla y hasta hoy no hemos recibido un mensaje, ni una llamada”, reclamó.

En una intervención, otro miembro advirtió que, si el PSH no cuida su militancia, este instituto político podría desaparecer.

Dijo que para las máximas autoridades del PSH es fácil decir que todo depende de la presidenta Xiomara Castro y de Libertad y Refundación (Libre), “pero si no cuidan la militancia, el partido va a desparecer”.

Respuesta de Barquero

Por su parte, el ex coordinador del PSH y ahora ministro de Desarrollo Económico, Pedro Barquero, intervino y manifestó “nosotros no somos el Partido Nacional ni una organización criminal que se dedica a hacer lo que hace el Partido Nacional”.

El funcionario de gobierno mencionó que parte del espíritu del PSH es el tema anticorrupción.

“Parte de la corrupción es precisamente lo que hacía el Partido Nacional, generar fuentes de empleo que no necesita el país y el gobierno. Y a mí me gusta hablar las cosas directas y claras, no va a haber oportunidades para todos porque no es posible”, expresó.

Asimismo, agregó que “entendemos que había expectativas e ilusiones, pero aquí no los podemos venir a engañar”.

Esta respuesta no fue bien recibida por los miembros de su partido quienes le cuestionaron que como ya estaba colocado en el nuevo gobierno, no le importaba lo que pasara con la militancia.