Nuevo México pide investigación federal por abusos en centro para migrantes

0
406
Una familia discute con un agente migratorio en la frontera sur de EEUU.

Phoenix- La gobernadora de Nuevo México, Michelle Lujan Grisham, solicitó una investigación al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) a partir de denuncias por abuso al Centro de Detención de Otero, donde presuntamente al menos tres migrantes cubanos han intentado suicidarse.

Por medio de una misiva, Lujan Grisham pidió al secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, que «tome medidas para garantizar que cualquier maltrato en las instalaciones de ICE en el estado finalice de inmediato».

De igual forma, en otra carta al inspector general del propio departamento, Joseph V. Cuffari, la gobernadora solicitó investigar inmediatamente el centro de Otero, después de haber salido a la luz informes de internos que afirman que «solicitantes de asilo intentaron autolesionarse desesperados por las condiciones crueles en que se encuentran recluidos».

En ambas misivas, reseñadas este martes por el medio Albuquerque Journal, Lujan Grisham escribe: «Estos no son los primeros informes preocupantes sobre detenidos bajo custodia de ICE en este centro y otros en este estado».

María Martínez Sánchez, abogada principal de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), que denunció la semana pasada el trato «inhumano» en Otero, dijo a Efe que se «alegra» por las acciones del estado, pero asegura que pueden hacer más para detener los abusos en los centros de detención.

«Estamos contentos con el anuncio de la gobernadora de que exija al Gobierno federal supervisar estos centros, pero nuestro estado tiene la responsabilidad y capacidad de monitorear lo que sucede dentro de estos lugares», comentó.

Los defensores de los inmigrantes y abogados en contacto con los detenidos en las instalaciones privadas de este Centro -ubicado en la ciudad de Chaparral-, informaron de que tres cubanos han intentado quitarse la vida por no soportar malos tratos.

Por otro lado, un comunicado de ICE confirmó dos incidentes ocurridos del 12 al 13 de octubre, en los que hombres cubanos de 20 años «intentaron lastimarse rasgándose las muñecas con sus tarjetas de identificación de detención».

Los hombres fueron atendidos en enfermería después, donde según ICE, se pudo confirmar que «no se produjeron lesiones dérmicas».

Varios cubanos en el centro han protestado pero con las protestas solo consiguen que los separen en áreas de confinamiento, aseguran activistas y defensores que han tenido contacto con los internos.

El gestor privado que dirige el Centro de Procesamiento del Condado de Otero, Management Training Corp., tiene un contrato con ICE para administrar cuatro centros de detención y 23 centros correccionales, según la información en el sitio web de la compañía. Este Centro alberga a más de 1.000 internos.

El mes pasado, después de 75 días de huelga de hambre, la que comenzó en el Centro de Detención de Otero y que derivó en semanas de alimentación forzada por parte de ICE, dos hombres de la India fueron liberados y ahora esperan una decisión sobre sus casos de asilo.

«Vamos a continuar con este caso, en ocasiones las situaciones son tan malas que no se pueden atacar solo con una demanda, sino con legislación y abogacía, trabajaremos por medio de los representantes del Congreso para mejorar esta situación», aseguró Martínez.