Nuevo Gobierno de Honduras debe acercar la vacuna y realizar los test de Covid-19, según expertos

0
279

Tegucigalpa.- El nuevo Gobierno de Honduras, que encabezará Xiomara Castro, debe acercar y convencer al mayor número posible de personas para que se vacunen, testear y mantener los centros de triaje para controlar la pandemia, la cual ha sido aprovechada para aumentar la corrupción, según un panel de expertos.

«Necesitamos reforzar la vacunación, el testeo y la bioseguridad», dijo este martes la exministra de Salud de Honduras Elsa Palou, en un foro virtual en el que expertos nacionales y extranjeros analizaron las capacidades y los desafíos del sistema de Salud.

Señaló que Honduras reporta en las últimas semanas un descenso en el número de contagios de covid-19 debido a las pocas pruebas de laboratorio que procesan las autoridades y la vacunación.

«Hemos vacunado ya una cantidad importante de población, pero no la suficiente para llegar a inmunidad de rebaño, especialmente con las variantes delta y ómicron», indicó Palou.

Hasta el domingo, Honduras ha aplicado 8,7 millones de vacunas, de las que 4,8 millones corresponden a la primera dosis, 3,6 millones a dos y 240.452 personas han recibido una dosis de refuerzo, según cifras oficiales.

«Hay que acercar más la vacuna a la población, especialmente aquella que está un poco reacia a vacunarse, es necesario convencer a esta población, porque estas personas son el reservorio que el virus para poder continuar multiplicándose y mutando», explicó Palou.

Destacó la importancia de «continuar adaptándose a los cambios del virus, los cambios que vemos en la población con las nuevas variantes y la efectividad de la vacuna», señaló la especialista.

FORTALECER CAMPAÑAS

La representante de la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), Piedad Huerta, dijo que la pandemia ha afectado al mundo de «manera catastrófica».

Sin embargo, Huerta señaló que la aparición de la variante ómicron «no debe causar pánico, en vez de preocuparnos, debemos ocuparnos de la situación» e instó a la ciudadanía a continuar con las medidas de bioseguridad.

Las autoridades hondureñas deben «fortalecer las campañas de comunicación de riesgo que se han visto bastante reducidas» en las últimas semanas, subrayó la representante de la OPS/OMS, quien indicó que el virus «continuará mutando mientras no se logre una vacunación de una manera equitativa en el mundo».

«La población tiene que ser muy responsable y dar una respuesta muy fuerte en la protección de ellos y su familia, ómicron nos está enseñando que puede reinfectarse las personas y que, si quedaron debilitadas por una primera infección, su vulnerabilidad es más alta, aún vacunadas», explicó.

SISTEMA SANITARIO SECUESTRADO POR LA CORRUPCIÓN

Luther Castillo, excomisionado de la Secretaría de Salud de Honduras, afirmó que la pandemia desnudó un «sistema de salud secuestrado por la corrupción y el tráfico de influencias», lo que ocasionó que el impacto de la enfermedad sea «más profundo» en la sociedad.

«La confianza es un elemento importante en esta batalla de contención y no olvidar que es clave reforzar la confianza como base de la transparencia a través de la promoción de información oportuna y creíble», subrayó.

Aseguró que «el comportamiento de los ciudadanos» es fundamental para tener un buen manejo de la pandemia, que ya deja en Honduras 378.615 contagios y 10.424 muertes desde marzo de 2020.

Por su parte, el director ejecutivo de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), capítulo hondureño de TI, Carlos Hernández, dijo que el sistema de Salud de Honduras «no ha tenido la capacidad de responder a las necesidades que hoy son mayores a las que teníamos antes de la pandemia».

Lamentó que la corrupción ha estado «presente» en las instituciones del Estado los últimos años, lo que se refleja en la adquisición de medicamentos, la compra de siete hospitales móviles, en Turquía, para atender la pandemia.

«El sistema sanitario es una de las mayores víctimas de la corrupción en Honduras y quisiéramos que esa situación cambie, porque al final cuando hay corrupción en salud estamos afectando directamente la vida de las personas», acotó Hernández. EFE