Monseñor Ángel Garachana dice que detrás de las ZEDE’s hay interés político y económico para favorecer a “los más poderosos”

0
617

Tegucigalpa.- Monseñor Ángel Garachana, cuestionó que detrás de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE), lo único que hay son interés políticos y económicos para favorecer a “los más poderosos”.

Ante falta de respuestas por lo sombrío que rodea a la ZEDE’s, comentó que hay una “sospecha de quién está detrás de este proyecto y están respondiendo a otros intereses económicos de Honduras y de fuera del país, intereses económicos de los más poderosos”.

La Conferencia Episcopal se pronunció en contra de las antes llamadas “ciudades modelo” ya que han sido creadas en abierta violación a la Constitución de la República y en perjuicio del ordenamiento territorial.

Garachana agregó que detrás de las ZEDE’s hay un interés político y económico escondido, y el proyecto no es para favorecer a los pobres, sino a los más poderosos

“Nos preocupa que se presentan como zonas de desarrollo del país, con lo que no estamos de acuerdo”, manifestó.

Una rebelión para insistir 

Ante falta de respuestas por lo sombrío que rodea a la ZEDE’s, comentó que hay una “sospecha de quién está detrás de este proyecto y están respondiendo a otros intereses económicos de Honduras y de fuera del país, intereses económicos de los más poderosos”.

Según el obispo, este modelo de desarrollo es un modelo de lo que llamamos el neoliberalismo, que busca precisamente incrementar la brecha entre ricos y pobres, y no se da un verdadero desarrollo integral del país y “no creo que el modelo del desarrollo de Honduras vaya por este camino”.

El religioso arguyó que la población no puede dejar de pedir que las ZEDE’s sean derogadas, y tampoco dejar que sea algo que se olvide.

En vista de que no hay voluntad política para derogar la ley del polémico proyecto, Garachana comentó que la población y todos los sectores deben insistir, con una rebelión de manera pacífica.

“Hay tantas formas de manifestaciones continuas que expresan esa rebeldía, ese rechazo del pueblo esa actitud de rechazo de que no queremos y en este sentido creo que cada vez más el pueblo hondureño está como despertando”, apuntó.

“No bastan los pronunciamientos hay que insistir presentando también en la Corte Suprema, recursos de constitucionalidad”, agregó.

Finalmente insistió en que es el Congreso Nacional quien debe derogar las ZEDE’s porque hay claras evidencias que es violatoria a la Constitución.

“La ley afecta a todo lo que se refiere a la defensa de la soberanía y la integridad de la patria y la forma de Gobierno”, remarcó.

“El Congreso Nacional ingresó desde el 2013 el proyecto y aprobó esta ley de las ZEDE’s lo que no tenía que haber hecho, no debió haber hecho, y no podía haber, hecho; lo que pedimos es que lo que hizo malo lo derogue”, finalizó.