Ministra de Finanzas: Un Presupuesto  falso y corrupto sin dinero ni para pagar planillas, es el legado de la administración anterior

0
430

Tegucigalpa– El presupuesto de 2022 es falso, y no demuestra la realidad y es corrupto porque maquilló cifras, y no hay ni para pagar planillas destacó la ministra de Finanzas Rixi Moncada, durante la presentación del primer informe sobre situación económica del Estado de Honduras.

La administración anterior fue corrupta a tan solo «un día antes de la toma de posesión extrajeron más de 400 millones de lempiras para beneficiar a altos funcionarios».

Y en los últimos días de Gobierno 64.9 millones de lempiras se utilizaron para pago de prestaciones  a altos funcionarios afirmó Moncada.

Detalló que lo suscitado en 12 años de la administración del expresidente Juan Orlando Hernández es un fenómeno estructural, y el presupuesto que tienen las secretarías de Estado, es falso con fuentes de corrupción.

Y no refleja la verdad, ante esta realidad dijo a los ministros refiriéndose particularmente al ministro de Salud y de Educación que por más mensajitos o llamadas que le hagan simplemente “no hay dinero para pagar las planillas”

El déficit del presupuesto ronda el 35 por ciento sin contar la deuda; hay un déficit claro solo del mes de febrero que es de siete mil millones, mientras que para marzo es de 31 mil millones.

Presupuesto de la corrupción

Entre las anomalias de»el presupuesto de la corrupción otorga 2,347 millones de lempiras a ONGs y sin beneficiarios, el presupuesto no contempla ningún renglón para pago de prestaciones y planillas».

Asimismo, la funcionaria detalló que «entre el 3 y el 26 de enero la TGR realizó pagos por 6,900 millones a programas seleccionados políticamente, dejando deudas de pago por más de 3 mil millones y 12 mil millones en deuda flotante».

Fideicomisos

Moncada prosiguió destacando que los fideicomisos desde la perspectiva de la función pública fueron utilizados y son parte de la corrupción para eludir el principio constitucional de caja única del tesoro y entre otros la ley de Contratación del Estado; en ese sentido cuestionó donde estuvieron todas las auditorias.

En esto de los fideicomisos refirió que 40 mil millones de lempiras ejecutó el programa Vida Mejor entre 2014 y 2021, y eso fue seis mil millones más de lo presupuestado.

«No tenemos fondos para el pago de personal de salud y maestros (…), estamos sin fondos poque unos 2 mil 200 millones están en fideicomiso, la TGR No puede hacer uso de ellos», prosiguió.

En general describió todo lo encontrado como “un mar de corrupción” que retrata la herencia de 12 años, porque dentro del marco de los estados constitucionales las normas técnicas del subsistema de tesorería se han violentado todas.

Y la Tesorería General de la Republica es una caja vacía, concluyó.