Miles de evacuados por un incendio forestal en el Peloponeso griego

0
641
EFE/EPA/VASSILIS PSOMAS

Atenas– Grecia sigue registrando hoy en la península del Peloponeso el mayor incendio de la temporada, por el que ya han tenido que ser evacuadas de sus hogares unas 4.000 personas así como 800 niños de un campamento de verano.

El incendio forestal comenzó cerca de un campamento militar en Céncreas la tarde del miércoles y hasta ahora ha avanzado con rapidez debido a los fuertes vientos que soplan en la zona hacia el sudeste y que van destruyendo a su paso bosques de pino, casas, campos agrícolas, instalaciones ganaderas e incluso un camión de bomberos del que sus ocupantes pudieron escapar.

De momento no se han producido víctimas mortales, aunque sí hay pérdidas materiales cuya extensión aún no está clara.

Este grave incendio coincide con el segundo aniversario del más mortífero del país, en Mati y otras localidades costeras cercanas a Atenas, donde perecieron 102 personas.

Las siete poblaciones que han tenido que ser evacuadas son Zimens, Agios Konstantinos, Galataki, Athikia, Alamanno, Agios Ioannis y Drassa.

Según dijo a Efe Yorgos Katsamakis, vecino de la zona, el frente podría alcanzar «centenares de hectáreas» y se sospecha que haya podido ser provocado pues hace tan sólo 15 días estalló otro incendio en esa misma área.

Así lo cree el alcalde de Corinto, Vasilis Nanopulos, quien, para buscar indicios, ha pedido a los responsables de un campamento militar cercano al foco del fuego que entreguen las grabaciones de sus cámaras de seguridad.

«A pesar de que casi todos los recursos aéreos de extinción de incendios están operando en la zona, la situación no está bajo control», lamentó el alcalde.

Unos 268 bomberos, 54 camiones cisterna, 5 helicópteros y 8 aviones forman parte de las labores de extinción.

Esta misma mañana estallaron otros dos fuegos que después fueron parcialmente controlados en Lutraki, a unos 10 kilómetros de la zona donde se originó este grave incendio.

En declaraciones a CNN Grecia, el teniente general Stefanos Kolokuris explicó que la situación va mejorando, aunque aún no han podido recorrer toda la zona porque parte del terreno, al ser un bosque casi virgen, es inaccesible.