Mesa Intersectorial crea Comité de Vigilancia para evaluar cumplimiento de medidas en reapertura económica

0
656
Juan Carlos Sikaffy, presidente del Consejo Hondureños de la Empresa Privada (Cohep), dio a conocer que al menos 1.6 millones de empleos se han reactivado a nivel nacional este día.

Tegucigalpa – La Mesa Intersectorial para la Apertura Ordenada, Gradual y Progresiva de Sectores Económicos y Sociales informó este lunes que se creara una Comisión de Vigilancia, la cual evaluará el cumplimiento de las medidas de bioseguridad en el retorno de laborares.

El anunció se realizó mediante una conferencia de prensa brindada por la organización, en la que apuntaron que el objetivo de esa comisión es garantizarle al pueblo hondureño de que habrá una veeduría a nivel nacional.

La mesa considera esencial el funcionamiento de la Comisión Nacional de Vigilancia que, contando con el apoyo técnico de la Unidad de Vigilancia de Salud y de la Unidad de Epidemiología del Sinager, tendrán la responsabilidad de dar seguimiento al comportamiento de la pandemia.

Asimismo, vigilaran el comportamiento del reinicio económico y social, contando con facultades suficientes para dejar en suspenso las actividades económicas a nivel de cada municipio del país.

Reafirmaron que el reinicio económico y de las actividades sociales en Honduras se visualiza como una acción consecuente con los más altos intereses de la nación, subordinada a la protección de la salud y la vida de todos los hondureños y como una medida que se anticipa a la ocurrencia de una recesión económica sin precedentes en la historia hondureña.

Pasos seguros

En tanto, la ex-ministra de Salud, Yolani Batres, expresó, “el camino no es fácil, pero vemos, que avanzamos a pasos seguros y en estos momentos la capacidad de los servicios sanitarios no ha sido rebasada, porque el Gobierno ha puesto un plan en acción para extender y ampliar las salas en los hospitales nacionales y regionales”.

La ex-funcionaria afirmó que, “hasta hoy lunes se ha distribuido con éxito en más de mil centros de salud, los equipos de protección personal para atender a pacientes de COVID-19 durante los próximos 90 días”.

Asimismo, Batres destacó que el sistema de salud nacional ha contratado a 3,200 profesionales “comprometidos al servicio del pueblo hondureño”.

“Esta contratación de 3,200 profesionales incorporados al sistema de salud, nos ayudarán a que exista una correcta rotación de personal, en la eventualidad de que haya nuevos contagios de ciudadanos, y así los hondureños tendremos la seguridad de que habrá quien los atienda, por si lo necesitan”, subrayó Yolani ante periodistas.

La disertante reiteró el llamado a los hondureños, a seguir cumpliendo las medidas de bioseguridad como ser: el uso de mascarillas en todo momento, lavarse permanentemente las manos con agua y jabón, utilizar el alcohol-gel y respetar el distanciamiento social para evitar el contagio del virus.

Extraordinaria oportunidad

Omar Rivera del Foro Nacional de Convergencia (Fonac) calificó como “una extraordinaria oportunidad el reinicio de las actividades económicas y sociales en el país, advirtiendo, que la misma “puede ser desaprovechada, si los distintos sectores no tomamos nuestros deberes en serio, o, no cumplimos cada una de las responsabilidades que la ley nos impone”.

En tal sentido, Rivera cree que el “éxito” de lrea apertura de la economía nacional, tendrá que ver con el cumplimiento de las medidas de bioseguridad y el monitoreo de la evolución del virus en este proceso comenzado hoy lunes.

También, instó al cumplimiento de deberes y responsabilidades referentes a que por la apertura económica “no se sacrifique la salud de los hondureños”. “Aquí debemos concatenar esfuerzos y unir voluntades para poder salvar empleos y vidas”, demandó.

“Desde la sociedad civil vamos a ejecutar acciones de veeduría social para verificar que el Estado garantice suficientes medicamentos, para tratamientos ambulatorios y hospitalarios, de igual manera, poder vigilar el equipo de protección personal que esté a disposición y el recurso humano médico y de enfermería en el sistema de salud del país”, manifestó Omar Rivera en la conferencia de prensa.

Por su parte, el comisionado de la Policía Nacional, Jair Meza, afirmó que todos los entes de seguridad de Honduras, «están unidos» para trabajar de la mano con las instituciones involucradas en el tema de la pandemia del COVID-19.

Subrayó que todas las medidas de seguridad que se toman, “tienen como único objetivo de salvar vidas”.

“Cada uno de nosotros con responsabilidad y disciplina, tenemos que adaptar todas las medidas de seguridad que por parte del Gobierno central se han estado oficializando”, dijo el funcionario policial.

El miembro de la red de vigilancia de salud, el doctor Bredy Lara, insistió en la importancia de cumplir las medidas de bioseguridad e indicó que el distanciamiento social, es una de las «medidas más efectiva que existe», debido a que todavía no hay una vacuna contra el virus.

Asimismo, que el uso de la mascarilla es importante en sectores de mayor conglomeración de personas como los mercados y el rubro del transporte público de personas.

“Tenemos que aprender, y poco a poco, el Estado en conjunto con los sectores tienen que ir dando esas medidas de prevención para ejecutarlas”, manifestó el galeno.

Día Especial

El presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy, expresó, “hoy es un día especial para nosotros, porque se abrió paulatinamente la economía del país, pero todos tenemos que estar conscientes de la nueva normalidad y hay que seguir con las instrucciones de las fuerzas de seguridad policial, del Gobierno central, para que la circulación de vehículos sean con el número de identidad que toca”.

Del mismo modo, con el respeto de las medidas de prevención como las mascarillas y que las empresas tienen que cumplir con todos los protocolos de bioseguridad para contrarrestar contagios de la enfermedad.

A los trabajadores que se sientan mal de salud, que llamen al sistema de emergencia 911, o, que vayan donde su jefe inmediato, para comunicarle si tienen síntomas, y de esa forma, que reciban la atención médica temprana, para salvar la vida.