Mel Zelaya: “No se recuperará en cinco meses lo que se destruyó en 12 años”

0
324

Tegucigalpa.- El asesor presidencial, Manuel Zelaya Rosales, aseveró durante las últimas horas que Honduras no podrá recuperarse en cinco meses lo que se destruyó en 12 años.

“Honduras está en un proceso de recuperación, no se recuperará en cuatro o cinco meses lo que se destruyeron en 12 años”, declaró Zelaya Rosales.

El también exmandatario hondureño (2006-junio de 2009) señaló que en Honduras quedó estructuras del crimen, de saqueo, de estafa y de pandilla que representaron 12 años de atraso, empobrecimiento y endeudamiento.

Afirmó que solo el pueblo y el gobierno de Xiomara Castro son los únicos dos sectores que pueden generar el cambio en Honduras.

Zelaya Rosales lamentó que actualmente el país fue repartido que ha causado el deterioro de los recursos naturales y una distribución injusta “todo tiene dueño porque lo repartieron”.

Asimismo, condenó que las instituciones del Estado hayan quedado corroídas por mil vicios y no defiendan los derechos del pueblo hondureño.

Atribuyó que la muerte del hijo de la antigua pareja presidencial, Porfirio Lobo y Rosa Elena Bonilla (2010-2014), fue por mano de escuadrones de la muerte que tienen infiltrados en los sectores de la sociedad.

Acentuó que el trabajo de reformar el Estado en beneficio del pueblo es gigantesco, lamentando que las instituciones ya no le sirven al Estado sino a intereses particulares.

Por otro lado, el asesor presidencial subrayó que la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) ya no puede pagarle a los generadores argumentando que es más caro la luz y la energía en Honduras que lo que se paga en Centroamérica.

“Ya no puede pagar a quienes le venden a la energía, se van al gobierno, el gobierno se endeuda y deja de hacer escuelas, carreteras y centros de salud, para pagar la deuda de una gerencia mal administrada”, puntualizó.

Finalmente, se refirió al tema de la inversión y enfatizó que el gobierno quiere que inversionistas que vengan a invertir y desarrollar el país.