Más de 900 armas analizadas este año por el Laboratorio de Balística del Centro de Ciencias Forenses de Tegucigalpa

0
831
Foto cortesía Ministerio Público

Tegucigalpa – Desde el inicio del presente año hasta el mes de agosto, el Laboratorio de Balística de Tegucigalpa en la Dirección General de Medicina Forense, analizó 920 armas que fueron utilizadas en un determinado hecho criminal. Este análisis es concluyente a la hora de aportar elementos científicos necesarios para el esclarecimiento de un delito.


Al momento de la realización de la pericia de un arma de fuego, se verifica el tipo de marca, modelo, calibre y serie; se toman los datos característicos del arma y también se le realiza una evaluación física que consiste en ver el estado del funcionamiento tanto mecánico, como operativo; además se hace la pericia en el tanque de disparos y se procede a verificar su mecanismo.


Los técnicos en balística confirman su mecanismo, es decir, si la pistola es semiautomática o automática, en revolver, si es sencillo o doble; y en fusiles, si son automáticos o semiautomáticos.


Son ellos (los técnicos en balística) quienes estudian los fenómenos que ocurren en el interior del arma, desde su trayectoria hasta el impacto de la bala; todo esto con el objetivo del esclarecimiento de un determinado delito y establecer todos los hallazgos en el dictamen que será entregado al fiscal que conoce el caso.


Entre las armas recibidas para pericias en este laboratorio, se encuentran armas de calibres 9mm, 0.38 SPL, 022 LR, 12 GA, 0357 MAG, 0.40 S&W, 0.380, 0.45, 0.25 AUTO, 0.22 mag; entre otros calibres.


La cantidad de armas analizadas se distribuye de esta manera: pistolas (358), revólveres (326), fusiles (78), escopetas (74), armas artesanales (53), rifles (22), subametralladoras (6) y armas deportivas (3); haciendo un total de 920.