Magisterio afirma que no van a negociar con un gobierno que ha batido récord en actos de corrupción

0
678

Tegucigalpa. – Tomadas por docentes amanecieron esta mañana de lunes las instalaciones del Instituto Nacional de Previsión del Magisterio (Inprema) por la pretensión de extraer fondos para el Aeropuerto Internacional de Palmerola.

El profesor Luis Suazo, dijo que las tomas se mantendrán hasta que se desista de la idea de tocar fondos del instituto de previsión.

El docente aseguró que una vez que la presidenta electa, Xiomara Castro asuma el poder revisará el contrato “leonino” que se firmó para con una empresa privada para la construcción del aeropuerto de Palmerola.

“Ellos –gobierno- ven que sus recursos invertidos están en peligro y nos les queda de otra alternativa que saquear el Inprema y dejarnos a nosotros con un grave problema de déficit actuarial”, expresó Suazo.

El maestro reveló que esta tarde de lunes tienen prevista una reunión con la comisión de transición del nuevo gobierno para abordar esta problemática adelantando que no van a permitir más engaños porque la institución ha sido saqueada constantemente.

“Creemos que es injusto que muchos docentes no nos podamos jubilar porque reformaron la ley y nos dan una pensión miserable”, aquejó.

El magisterio está firme en su decisión de no querer invertir en Palmerola y mucho menos “tratar con un gobierno que tiene récord en actos de corrupción”.

“Los recursos invertidos en la banca nacional nos dan una aportación o un interés del 2 por ciento anuales, y el ofrecimiento con el caso de Palmerola nos están hablando de 7 al 10% de intereses, lo que pasa es que no hay confianza en este gobierno y en estos acuerdos”, apuntó.

Dijo que ya no confían en más cuentos de hadas que quieran venir a meterle al magisterio porque aseguran ya conocer la conducta del actual gobierno que solo ha visto a la institución como la «gallina de los huevos de oro».

Suazo calificó que a la banca nacional como criminales que se encuentran saqueando las instituciones públicas y el Estado de Honduras.

“Por qué la banca nacional no confía en Palmerola, por qué quieren engancharnos a nosotros con 3 mil millones de dólares. Quiere decir que hay algo chueco y es injusto, no se vale que nos traten de esta manera; las instituciones de previsión hay que protegerlas porque es la única manera para tener una vejez digna”, cerró.